Primaria “Rosario Castellanos”, a punto de cerrar sus puertas

NVI NoticiasNVI Noticias

El director del plantel, Roger Urbina Maldonado, dijo que existe la voluntad de pagar el adeudo, pero considera incorrecto que la CFE haya cortado la luz y esto obligue a suspender las actividades académicas.

Padres de familia y directivos de la escuela primaria federal "Rosario Castellanos", ubicada en la 15 oriente y 7a sur de la capital chiapaneca, cerraron la calle para  exigir a la Secretaría de Educación que se realice el pago correspondiente del adeudo que consta de 45 mil pesos que tienen con la Comisión Federal de Electricidad.

“El adeudo que nos llegó en el recibo aproximadamente es de 45 mil pesos, anteriormente la Secretaría de Educación era la responsable de pagar la luz, el problema es que actualmente se hicieron los trámites correspondientes para que saliera los recibos de manera centralizada, tenemos también el documento donde nosotros hicimos el trámite para que ya no hubiera ese problema”, compartió el director de la escuela.

A esta situación el director de la institución, Roger Urbina Maldonado, dijo que existe la voluntad de pagar el adeudo, pero que no es correcto que la empresa suministradora de energía eléctrica haya cortado la luz y esto obligue a suspender las actividades académicas.

Menciona que el 16 de julio del año en curso llegó un requerimiento extrajudicial a través de la CFE, donde se les anunciaba que se iba a cortar la luz, la escuela se fundó en 1974 y hasta la fecha se presentó este detalle, como institución respondieron al requerimiento pidiendo que se cancelara el corte, pero no quisieron recibirlo.

Mientras tanto más de 600 alumnos son los afectados, quienes no podrán asistir a clases por falta de este recurso que es necesario debido a que las altas temperaturas a mediodía se hace presente en las aulas, así como la higiene de los sanitarios.

“Necesitamos la luz, los niños no pueden trabajar si no hay electricidad,no pueden trabajar sin ventilador, no pueden usar los baños, entonces queremos la reinstalación de la luz”, exigieron los padres de familia.

Urbina Maldonado detalló que los maestros no quieren suspender labores, pero debido a la situación, la falta de energía eléctrica y por ende la falta de agua la situación de la higiene de los baños, sería una imprudencia retener a los niños porque os padres de familia reclamarán también por eso.

“Nosotros no queremos suspender labores, el detalle aqui es que si nosotros retenemos a los niños, los mismos papás dicen cómo podemos sostener a cerca de 600 alumnos para el servicio sanitario, no se puede es imposible porque subimos de cuatro o cinco veces la bomba de agua para suministrar el servicio, entonces es imposible; por otra parte tampoco pueden trabajar en el área administrativa porque no podemos avanzar en nuestro trabajo”.

 

REFORMA EDUCATIVA, LA CAUSA

La aplicación de la reforma educativa, en el sentido de que los padres de familia deben participar el tema de mantenimiento y gastos por los servicios que se adquieren en las escuelas, ha afectado a un buen número  de centros educativos.

Padres de familias, maestros y directivos de la escuela Primaria “Rosario Castellanos” ubicados en la capital del estado reclamaron que tener que pagar por los servicios de energía eléctrica o agua potable ha generado  que los alumnos paguen las consecuencias.

En días pasados, dijeron, la Comisión Federal de Electricidad acudió a esa escuela a realizar el corte del servicio de energía eléctrica por una deuda del cual la paraestatal no quiso otorgar facilidades de pago.

Es una deuda que oscila en los 45 mil pesos y que los padres de familias han tratado de solventar a través de las cuotas escolares, sin embargo no les alcanza para liquidar en su totalidad.

“Es no nos había pasado, lo lamentable es que la CFE no nos ha querido atender para solucionar esta situación que afecta a por lo menos 600 alumnos de todos los grados”, indicó el director de ese centro, Roger Urbina Maldonado.

Destacó que por la falta de energía eléctrica los padres de familia decidieron suspender clases pues los servicios de sanitarios no cuentan con agua y no tienen cómo llenar los tinacos.

“Al día se tiene que llenar tres o cuatro veces los sanitarios pues los niños constantemente entran. Además en los salones se satura el calor y los ventiladores no funcionan y los padres aseguran que así no pueden tomar clases”, indicó el director.

Señaló que desde los 44 años de su fundación  es la primera vez que la CFE les cortó el servicio de energía eléctrica, pues anteriormente era la Secretaría de Educación la que solventaba esos gastos.

“Con la reforma educativa ahora nosotros lo tenemos que pagar, pero lo lamentable es que es una deuda que ya se venía arrastrando desde hace varios ciclos y con esto del cambio en la reforma, nos dejaron la deuda”, señaló una de las madres de familia.

Los padres de los niños afectados, refirieron que permanecerán en plantón fuera de la escuela hasta que alguna autoridad los atienda, ya sea la CFE, la Secretaría de Educación o la Secretaría de Gobierno.

#primaria#Educación#chiapas