Crean embalajes ecológicos en la UTM

Como una manera de contribuir a la lucha contra el cambio climático y reducir los desechos que se generan en los procesos de embalaje y transportación de piezas de mármol y cerámica, estudiantes de la Universidad Tecnológica de la Mixteca diseñaron prototipos de productos ecológicos.

Dulce María Clemente Guerrero, profesora investigadora adscrita al Instituto de Diseño de esa universidad que se ubica en Huajuapan de León, compartió que los proyectos comenzaron como parte del proceso de tesis de alumnos del área de diseño industrial.

“Se empezó a trabajar en tres prototipos de productos ecológicos para el sistema de envase y embalaje, desde el envase primario y lo que se requiere para mantener seguro el producto para su transportación”, abundó.

Reducir la cantidad de desechos

Por ahora el trabajo se concentra en productos de mármol y cerámica, que por sus dimensiones y cuidado regularmente requieren grandes cantidades de cartón corrugado, plástico adherente o relleno de unicel conocido como cacahuates, “que ni se reutiliza ni se recicla porque esos procesos también generan contaminación y daños en la salud en las personas que lo manipulan”.

Además de la contaminación, ese tipo de embalajes representan el problema principal para la exportación de productos a países europeos, donde las leyes ya obligan a los vendedores a hacerse cargo de sus desechos.

El trabajo que se realiza con una empresa oaxaqueña que elabora productos de mármol y otra de la Ciudad de México que elabora cerámica ha permitido la implementación de los prototipos que buscan sean parte de una producción continúa, “aplicando mayor mano de obra y no empleando tanta maquinaria”. 

Disminuir impacto ambiental

A diferencia de los productos con un recubrimiento plástico que pasan por procesos que requieren cloro o sosa plástica, lo que genera un mayor impacto ambiental, los productos ecológicos desarrollados por alumnos de la UTM se basan en desechos agroindustriales como el tronco del plátano.

Lo único que requieren es “una licuadora, una prensa hidráulica, agua, celulosa reciclada y la fibra del plátano u otro desecho agroindustrial”.

A la par, se ha trabajado con una empresa de cosméticos orgánicos de Huajuapan para reutilizar los mismos desechos de las plantas que utiliza en un envase desplegable, generando una “economía circular”.

La apuesta es que este con el tiempo, este tipo de productos ecológicos se conviertan en una alternativa de responsabilidad con el medio ambiente, ya que las primeras pruebas de biodegradación confirman que en dos meses ese empaque se integra en la tierra si se expone a las condiciones de la intemperie.