Truena hospital Valdivieso por saturación

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Señalan que el hospital está incumpliendo su función social

La saturación y falta de medicamentos que se ha prolongado en el Hospital General doctor Aurelio Valdivieso llevó a su director, Ernesto Garzón Sánchez, junto con cuatro subdirectores, dos coordinadores y la jefa de enfermeras, a solicitar por escrito la intervención del titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla.

“Como puede usted observar, desde el punto de vista legal y humanitario el hospital está incumpliendo su función social”, se lee en la segunda hoja del oficio fechado el 4 de septiembre pasado.

La misiva advierte que la situación que atraviesa ese hospital de segundo nivel, ubicado al norte de la ciudad, puede generar inconformidades de usuarios y prestadores de servicios, siendo los más afectados los derechohabientes del Seguro Popular que como tales tienen derecho a atenciones a las que el sistema de protección social en salud está obligado a otorgar.

La urgencia es “solucionar los problemas operativos” que enfrenta el hospital, generados por la crisis de desabasto de medicamentos y material de curación, pero también por la alta demanda de atención y referencia de pacientes.

Tan solo el miércoles, cuando se envió el escrito, “los servicios de lactantes, UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales), Neonatos, Tocopediatría, Medicina Interna y Urgencias están con un 100% de ocupación” y los pacientes “continúan llegando e ingresando, aún con el riesgo que implica, baja calidad de la atención y seguridad del paciente”.

El secretario general de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán, refirió que el lunes pasado el hospital amaneció con sus dos quirófanos de tococirugía cerrados porque en ellos se adaptaron cunas para recién nacidos.

“Es una negligencia del titular de los Servicios de Salud que no da el recurso humano para que se ocupen las 12 camas de terapia y desarrollo que integran la UCIN: El área médica nos autorizó 20 enfermeras, 11 neonatólogos, trabajadoras sociales, psicólogas y camilleros, pero no se han contratado”, abundó

Antes del oficio reciente que envió el cuerpo de gobierno del hospital, el Garzón y San Germán enviaron otro similar que suponía permitiría que el miércoles pasado acudiera personal de las diferentes subsecretarias y coordinaciones a informar sobre el diagnóstico que dos meses atrás iniciaron.