EST 6: medio siglo de historia educativa

Presencia de la EST6 en el desfile del 16 de septiembre en los años 80

La tarde del 5 de septiembre de 1969, tres grupos de 30 alumnos cada uno, comenzaron con ilusión a recibir clases en la Escuela Técnica, Industrial y Comercial número 115. El entonces director de la institución, José Ahuja Cotera, se comprometió a trabajar junto con su equipo de maestros para formar estudiantes de excelencia.

Los primeros ciclos escolares se impartieron en las instalaciones de la Escuela Secundaria Técnica número 1, pero en 1969, el gobierno del estado, presidido por el ingeniero Víctor Bravo Ahuja, donó a la institución el parque Brígida García para la construcción de las primeras aulas.

Ubicada en el Boulevard Eduardo Vasconcelos número 300, en la capital oaxaaqueña, la institución ha ido creciendo a través de los años, no sólo en las instalaciones, también en la demanda de estudiantes y prestigio académico.

Para 1971 se convierte en el CET 115 Centro de Educación Tecnológica, en 1974 en la ETI 115 (Escuela Técnica Industrial) y finalmente en 1983, la EST No. 6 (Escuela Secundaria Técnica). 

“Antes, la escuela no estaba bardeada, sólo tenía una malla de alambre. Desde los salones podíamos ver el parque Venustiano Carranza. Teníamos canchas de tierra donde jugábamos basquetbol y una de pasto, para jugar futbol”, recuerda Luis Rodríguez, de la generación 1976-1979.

Los primeros catedráticos provenían del Instituto Politécnico Nacional y de otras instituciones, quedando encargado para su dirección el ingeniero José Ahuja Cotera (con sombrero)

Los nervios del primer día

“Tenía 20 años de edad cuando llegué a esta escuela; tenía mucho miedo porque yo había dado clases en la primaria y este era un gran paso para mí. El cuerpo me temblaba cuando estuve enfrente de mi primer grupo. Fue un primero de septiembre de 1980”, recuerda la profesora Rosa Elena Alcázar. 

La profesora Rosa Elena ha trabajado en la Técnica 6 por 39 años. Ella ha impartido clases de Geografía e Historia a 19 generaciones de esta institución. Comenta que por sus aulas han pasado estudiantes de excelencia como el actual fiscal, Rubén Vasconcelos, a quien recuerda con mucho cariño.

Al igual que la profesora Rosa Elena, el actual director, Santos Silva Ponce, quien lleva apenas dos años en el cargo, tuvo miedo de llegar a una escuela con mucho prestigio, lo que representaba un gran número de profesores y alumnos; sin embargo, se ha apropiado tanto de la escuela, que quiere pasar sus últimos años de servicio en esta institución.

"La mejor etapa"

Luis Rodriguez, de la generación 1976-1979 y Abraham Castillo 2013-2016 coinciden en que su paso por esta escuela secundaria fue de las mejores etapas de sus vidas, pues fue una época en la que se divirtieron, aprendieron, incluso algunas clases fueron determinantes para elegir sus carreras profesionales.

“Mi maestra Adriana Santibáñez, del taller de diseño técnico, daba clases de una manera única, no como las clases convencionales donde nos aburríamos. Ella me inspiró a estudiar Arquitectura”, comparte Abraham.

Otros profesores que no se olvidan, son los que han ayudado a los alumnos a salvarse de la expulsión, como fue el caso de Luis, quien por faltas y reprobar materias, estuvo a punto de no terminar la secundaria; pero gracias a su talento en el dibujo y la ayuda que dio a la escuela para diseñar carteles, recuerda que el coordinador académico de nombre Porfirio, abogó por él y su estancia.

La rivalidad eterna

Las generaciones podrán pasar por las instalaciones de la Técnica 6, pero la rivalidad con sus vecinos de la Técnica 1 será eterna. Luis y Abraham relatan que cada viernes, saliendo de clases, iban al Parque Juárez “El Llano”, donde se enfrentaban con hielos con sus compañeros de la escuela de enfrente.

“Nos comentan los profesores, que en los años 70, cuando la escuela no estaba bardeada, los alumnos de ambas secundarias se enfrentaban a piedrazos; sin embargo, en estos años sólo se gritan cuando pasan en los autobuses”, comenta el director.

Luis comenta entre risas, que en su época de secundaria, el uniforme de la Técnica 6 era pantalón azul y playera blanca, a diferencia de ahora que es pantalón gris, camisa blanca y chaleco verde, por lo que los de la Técnica 1 les gritaban “pingüinos” y ellos respondían con un “lecheros”, pues su uniforme era completamente blanco.

“Los alumnos no entran con la idea de ‘los de enfrente son mis rivales’; creemos que se van apropiando de la escuela con el paso del tiempo”, supone el profesor Silva.

Con actividades culturales, calendas y cena-baile, alumnos y exalumnos, directivos, maestros, están celebrando los 50 años de fundación de la Escuela Secundaria Técnica Número 6.