Al alza, asesinadas por arma de fuego

El 29 de agosto, una mujer fue acribillada en Cuilapam de Guerrero

En Oaxaca las mujeres pagan con su vida la factura de la falta de control de armas de fuego. El 59% de los casos de los asesinatos de mujeres desde la Alerta de Violencia de Género, ocurrieron por disparo.

El uso de este tipo de arma cada vez es más frecuente debido al fácil acceso. Tan sólo en los últimos cinco años la incidencia creció en un 9 por ciento, pues de acuerdo con datos recabados por Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, contenidos en su página Contador del Feminicidio, en 2014, el 50% de las mujeres en ese año fueron ultimadas con arma de fuego.

El análisis realizado por el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos “A un año de la Alerta de Violencia de Género (AVGM)”, indicó que de 127 mujeres asesinadas del 30 de agosto de 2018 al 30 de agosto de 2019, en el 59% de los casos estuvieron involucradas armas de fuego.

Lo anterior, señala el informe “significa que son las mujeres quienes están pagando con su vida los costos de una omisión grave en cuanto al control y uso de armas de fuego en Oaxaca”.

Según información de EQUIS, Justicia para las mujeres, organización feminista que reúne datos con perspectiva de género, la violencia armada contra hombres y mujeres aumentó desde la guerra contra el narcotráfico que emprendió el gobierno de Felipe Calderón, ya que generó la entrada de más armas al país y en consecuencia un creciente mercado negro de éstas.

Uno de los más recientes casos ocurrió apenas el pasado 29 de agosto en Cuilapam de Guerrero. La madre de familia identificada como Cristina, fue acribillada de dos balazos frente a uno de sus hijos de un año de edad.

El 19 de agosto, una mujer de 40 años, identificada como María, fue asesinada con arma de fuego en San Agustín Chayuco. El atacante le disparó con una escopeta calibre 16.

El 5 de agosto otra mujer fue asesinada por su hermano con arma de fuego dentro de su domicilio en Huajuapan de León.

Un estudio realizado por de The Small Arms Survey, señala que en México hay 16 millones 800 mil armas en manos de civiles y nuestro país ocupa el séptimo lugar con más armas de fuego en todo el mundo.