Piden triquis mayor presupuesto para INPI

Habitantes de la zona Triqui retuvieron a personal del INPI en Santiago Juxtlahuaca

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- En una protesta que realizaron habitantes de las comunidades indígenas de la región Triqui, retuvieron a personal del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en Santiago Juxtlahuaca y Silacayoápam, en rechazo al recorte del presupuesto para esta dependencia en el 2020.

En este sentido, el titular del INPI en la zona de Juxtlahuaca, Epifanio Díaz, señaló que en lo que duró la protesta de habitantes de diferentes localidades indígenas, el personal de esta dependencia se mantuvo dentro de las oficinas; sin embargo, la toma del edificio fue de manera pacífica.

Indicó que la queja de los manifestantes radica en que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emitió un documento de la Ley de Egresos del 2020, en el que se menciona una reducción del presupuesto del 40 por ciento al INPI, afectando principalmente a las localidades indígenas, pues el programa de infraestructura para localidades originarias desaparece y con ello, se generan muchas protestas.

Señaló que este programa había dado muchos beneficios a las localidades, pues ayudaba a la construcción de caminos, generaba proyectos como entrega de borregos, aves o criaderos de peces que permitían que los habitantes de esta región pudieran salir de la pobreza, sin embargo, temen que las reducciones sigan.

Argumentó que no es el primer recorte que se le hace esta dependencia, pues el primero fue en el 2016, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando se contaba con un presupuesto de 12 mil millones de pesos; pero en el 2017 esta cantidad quedóen 6 mil millones de pesos; con estos ajustes, las localidades indígenas son las afectadas, por lo que se prevé que en el 2020 queden solamente 3 mil 200 millones de pesos, quedando prácticamente desnudo el apoyo a las localidades indígenas.

Aseguró que es necesario que el presidente de la República intervenga, pues las comunidades indígenas piden que el INPI regrese a su presupuesto original que son los 12 mil millones de pesos y con ello, puedan realizarse los programas que están orientados al desarrollo de las localidades originarias, como es la conservación de la lengua y el rescate de tradiciones y costumbres.