Nuevo amago jurídico al SINTS

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Sindicalizados mostraron apoyo a la dirigencia de la Sección 9

Por segunda ocasión, un juzgado de control determinó vincular a proceso penal a los miembros del Comité Ejecutivo de la Sección 9 del Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de Salud (SINTS), ahora por los delitos de coalición de servidores públicos y abuso de autoridad.

“Es una clara persecución del Estado”, afirmó el secretario general, Genaro Villalobos Sánchez.

El dirigente dijo que el juzgado de control se ha convertido, junto con la Fiscalía General en el “brazo ejecutor” del Estado, porque “revivió” la carpeta de investigación 426/218 iniciada el año pasado, por sus protestas en la sede central y en las oficinas administrativas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), localizadas en las calles de J. P. García y en Violetas, donde supuestamente no permitieron el acceso al personal.

Explicó que la vinculación a proceso obedece fundamentalmente a un “acto represivo” del Estado, por su lucha iniciada por la Sección 9 del SINTS en defensa de los derechos laborales y humanos de los trabajadores, ante el despido de 167 trabajadores del desaparecido programa Prospera.

“Dejaron sin empleo a nuestros compañeros, sin importar la violación a los derechos laborales de nuestros compañeros”, asentó.

Una clara muestra de esta situación –asentó–, es que el juzgado de control no admitió las pruebas presentadas por la Sección 9 del SINTS, para desvirtuar las imputaciones de la Fiscalía General, a pesar de su legalidad.

“Me acusaron que estuve en la toma de las instalaciones de los Servicios de Salud, pero demostré con un documento oficial, que me encontraba una hora antes en Juchitán de Zaragoza del suceso. Ni en avión llegaba a la ciudad de Oaxaca”, anotó.

No obstante, subrayó que el Comité Ejecutivo de la Sección 9 del SINTS presentará más y mayores pruebas para desvirtuar las acusaciones.