Estudiante salta por la ventana para escapar de secuestro de taxista

En 2013, dos casos de secuestro de mujeres en taxi encendieron focos rojos en Oaxaca. En aquella ocasión Elizabeth M. C., en ese entonces de 16 años de edad y originaria de Villa de Mitla, desapareció el 28 de marzo y 9 días después su cuerpo fue encontrado sin vida con signos violencia sexual.

Hoy, este modus operandi de los delincuentes ha resurgido. Una denuncia publicada en redes sociales dio cuenta de la agresión. La sobreviviente al intento de secuestro tuvo que saltar por la ventana para huir del agresor, un taxista a quien abordó en el sitio de Macroplaza la noche del 2 de septiembre.

De acuerdo con el relato de otra joven, quien conoció de los hechos debido a que su familia presenció y brindó auxilio, lo anterior ocurrió alrededor de las 20:00 horas del pasado lunes a la altura de la pastelería Tartamiel ubicada sobre la carretera en San Sebastián Tutla. 

Ahí las personas que auxiliaron se dieron cuenta que un taxi azul con blanco del sitio Santa Cruz Amilpas, se paró a escasos metros de su carro. Momentos después una mujer saltó por la ventana. Debido a la caída la joven se levantó desorientada y corrió hacia la pastelería.

Dentro de la pastelería la sobreviviente al intento del secuestro relató que - de acuerdo con el mismo relato de redes sociales desde la cuenta Shenay- tomó el taxis en la Macroplaza. El amigo que la dejó en el sitio le indicó que no podía llevarla a casa y acordaron ir hablando por teléfono durante el trayecto. 

Durante el camino se dio cuenta que el taxista había sacado cinta canela y un mecate, elemento que le resultó extraño, aunado a una llamada telefónica que recibió el conductor en donde aseguraba que llegaría su destino en dos minutos.

Al escuchar lo anterior la pasajera pidió al taxista que parara pero éste no atendió a la petición hecha en varias ocasiones. Por fin el taxista decidió orillarse a la altura de tartamiel. La puerta de la unidad traía seguro infantil por lo que la joven no podía abrirla y decidió arrojarse por la ventana.

Recientemente, en distintas partes del país, muchas mujeres han sido captadas de esta manera para ser violadas y asesinadas.

Lanzan campaña contra el uso de taxis azules

Debido a distintos hechos violentos en los que se han visto inmersos los taxistas de las unidades identificadas con el color azul, en redes sociales la ciudadanía emprendió una campaña para evitar su uso y de esta manera rechazar las formas en las que se conducen.

Lo anterior surgió a partir de una golpiza brindada por elementos de este sitio a otros del color amarillo. De la misma manera, a partir del relato de intento de secuestro de una mujer en los taxis de este color, han convocado a tener precaución y no abordarlos.