Boicot a operativo en Nochixtlán; dos grúas quemadas

Los mototaxistas lanzaron bombas molotov a las grúas, que se quemaron

Un grupo de mototaxistas, presuntamente con unidades irregulares, “reventó” un operativo de gobierno del estado para asegurar unidades que no cuentan con la documentación en regla.

De acuerdo con reportes de la policía, los hechos ocurrieron ayer aproximadamente a las 08:00 horas cuando personal de la Secretaría de Movilidad (Semovi), apoyado por elementos de la Policía Estatal y Policía Vial Estatal, irrumpieron en ese lugar para llevar a cabo el operativo.

Una cuadra antes del palacio municipal, el operativo presuntamente aseguró dos mototaxis que no portaban placas y los conductores tampoco mostraron algún documento oficial que los autorizara a prestar el servicio público.

Tras el aseguramiento, los agentes pidieron a las grúas que también participaban en el operativo para que se acercaran al lugar donde tenían retenidos los mototaxis para subirlos a las mismas.

Retienen e incendian grúas

Para ese momento, los mototaxistas de las diversas organizaciones ya se habían concentrado frente al parque municipal y decidieron hacer frente a los agentes policiales y el personal de Semovi al asegurar que habían actuado de manera ilegal.

Los mototaxistas se apostaron en la intersección de la carretera federal y la carretera de cuota 135, justo donde se ubica la vulcanizadora Reyes, donde interceptaron las dos grúas y golpearon a los conductores.

Las unidades fueron llevadas a la autopista y con ellas bloquearon la circulación en la vía de cuota.

Sin embargo, mientras un grupo de mototaxistas trataba de dialogar con el personal de Semovi, encapuchados llegaron hasta el lugar donde se encontraban las grúas para lanzarles bombas molotov.

Debido a ello, las dos grúas comenzaron a incendiarse; el fuego se propagó de inmediato y consumió en su totalidad los dos vehículos.

Policías que participaron en el operativo trataron de acercarse al lugar para tratar de sofocar el fuego, sin embargo, les fue cerrado el paso. Presuntamente en ese momento, los mototaxistas retuvieron a dos mujeres integrantes de la Policía Vial Estatal a quienes llevaron a la explanada municipal.

Al mismo tiempo, los inconformes cerraron la circulación en la autopista afectando a cientos de conductores. Minutos después, decidieron dar paso parcial a los vehículos, exigiendo de 100 a 500 pesos a los conductores.

De acuerdo con información de Caminos y Puentes Federales (Capufe), la circulación quedó abierta en ambos carriles hasta las 17:00 horas, luego del retiro de las dos unidades siniestradas y de los obstáculos dejados en ese lugar.

Horas más tarde, se informó de la liberación de las dos agentes de la Policía Vial Estatal que permanecían retenidas.