Sólo 26% de chiapanecos tienen ahorro bancario

AgenciasAgencias

Elena García Aguilera mencionó que los chiapanecos no están acostumbrados al hábito del ahorro formal, es decir, a través de instituciones financieras, por lo que guardan en sus casas efectivo.

La especialista mencionó que el chiapaneco no está acostumbrado al hábito del ahorro formal, es decir a través de instituciones financieras, pues todavía prefiere hacerlo por otras vías muy ortodoxas como lo son las tandas, alcancías, el guardado en lugares escondidos del hogar e incluso debajo del colchón.

Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, alrededor del 66 por ciento de los mexicanos ahorra de manera informal, esto quiere decir que  lo hacen de la forma más tradicional que incluye el colchón.

En tanto los chiapanecos que prefieren ahorrar a través de instituciones bancarias, destacó la economista, no superan siquiera el 26 por ciento de la población; ello indica que más del 70 por ciento está dentro el rubro de la no cultura del ahorro o bien prefiere hacerlo a su manera.

La especialista, detalló que  la cultura del ahorro es importante para la sociedad pues a través de ello se puede alcanzar proyectos personales y afrontar cualquier imprevisto, demás que condiciona, en gran medida, nuestra calidad de vida futura.

“Fomentar este hábito desde la niñez ayudará a que los próximos ciudadanos sean capaces de planificar mejor y optimizar su economía. Aunque también es importante que los jóvenes se les enseñe a adoptar algunas herramientas de ahorro como lo son cuentas bancarias o seguros, para que puedan ahorrar de forma segura y eficiente”, destacó.

Sólo 26% de chiapanecos
tienen ahorro bancario

La docente mencionó que una buena idea para que los jóvenes y niños  comiencen la cultura el ahorro es ayudarles a establecer un objetivo a corto plazo, “es una vía muy práctica y sencilla para comenzar la educación financiera”, aseguró.

Esto podría ser, añadió, fijando una cantidad de ahorro que podría ser en un periodo de dos o tres meses, la idea es establecer una especie de reto muy positivo que los niños pueden aceptar.

“Conviene que los primeros objetivos sean alcanzables a corto plazo y a medida que se vayan cumpliendo se pueden fijar plazos más largos y planes más ambiciosos que incluyen, no sólo el ahorro del dinero como tal, sino también, el ahorro en consumo de bienes y servicios, como el agua, la electricidad y los combustibles”, añadió.

60% PREFIERE AHORRAR A SU MODO, SIN IR A BANCOS

Asimismo, más del 60 por ciento de los chiapanecos prefiere establecer su sistema de ahorro a de una manera informal, es decir que no acude a ninguna institución financiera para tal propósito.

Víctor Manuel Tejero,  investigador de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) Campus Chiapas, destacó que es un fenómeno que no sólo pasa en los chiapanecos  sino a nivel nacional, pues de acuerdo la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, alrededor del 66% de los mexicanos ahorra de manera informal.

"Esto significa que el ahorro lo hacen mediante tandas, alcancías o incluso poniendo el dinero bajo del colchón. Los datos indica  que la mayoría de los mexicanos carecemos de la cultura preventiva y de una correcta educación en temas de finanzas", mencionó.

El ahorro, apuntó, es esencial para afrontar proyectos personales e imprevistos, y acondiciona, en gran medida, nuestra calidad de vida futura. Es un hábito que se fomentar  desde la niñez pues ayudará a que los próximos ciudadanos sean capaces de planificar mejor y optimizar su economía.

"Si los niños ven que sus padres ahorran serán capaces de incorporar ese hábito con mayor facilidad, no olvidemos que ellos se dan cuenta de todo y siempre tratan de imitar a los adultos”, mencionó.

Carecer de una cultura preventiva en materia financiera, explicó, influye directamente en el bajo índice de inclusión financiera de los chiapanecos, el cual es sólo del 26%. Ello indica que son muy pocos quienes deciden tener una cuenta bancaria o cualquier tipo de seguro para poder ahorrar de forma segura y preventiva.

"Somos los padres quienes debemos transmitir la importancia y el esfuerzo que hay detrás de la obtención de un salario. Pues a través de ellos se pueden adquirir algunos bienes, pero también debemos enseñarles lo importante qué significa ahorrar", apuntó Manuel Tejero.

La educación financiera empieza en casa y  ahí donde se consigue fomentar desde las edades más tempranas la importancia que tiene el ahorro y el incorporarlo a nuestras vidas como un hábito, añadió.

"Es necesario aprender a priorizar para que los niños tomen decisiones, ya que conocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere, hará que gestionen mejor su dinero y lo utilicen para satisfacer sus necesidades", concluyó.

#dinero#ahorro#chiapanecos#bancos