¿Quién fue Eduardo Mata?

Eduardo Vladimiro Jaime Mata Asiain nació un 5 de septiembre de 1942 en la Ciudad de México.

Dentro de las calles de Oaxaca, la Avenida Eduardo Mata forma parte del conjunto de calzadas (junto con Símbolos Patrios, Avenida Universidad y Ferrocarril) que dan fluidez y continuidad al tráfico constante en la periferia citadina. Se trata de una de las arterias más importantes en la micrometrópili oaxaqueña y como tal, lleva el nombre de una personalidad que, sin haber nacido en Oaxaca, fue aquí donde conoció su destino e hizo sus pininos en el arte que lo consagraría a nivel mundial.

Eduardo Vladimiro Jaime Mata Asiain nació un 5 de septiembre de 1942 (mañana cumpliría setenta y siete años) en la Ciudad de México. Fue un grandísimo Director de Orquesta. A la edad de cinco años, su familia se muda a la ciudad de Oaxaca (de acá eran sus abuelos) y sus padres, Federico Mata y Ana María Asiain replicaron la costumbre de, terminada la misa dominical, sentarse a escuchar a la Banda de Música del Estado (dirigida en aquellos tiempos por el maestro Amador Pérez Torres). Fue ahí, bajo los laureles del zócalo, donde el niño Eduardo es atrapado por una de nuestras grandes tradiciones artísticas: la música.

A la edad de diez y seis años, el joven Eduardo era un destacado alumno en el Conservatorio Nacional, discípulo directo del maestro Carlos Chávez (hermano de Oscar, otro grandísimo compositor mexicano), además de portero titular en el equipo de la institución. A esa edad, su capacidad de liderazgo desde la batuta, hizo que Eduardo tuviera la oportunidad de dirigir la Banda de Música de Oaxaca, en un pequeño concierto organizado en el quiosco de esta ciudad, siendo esta su primera experiencia como Director Profesional dentro de la música.

Su gran capacidad lo llevó en 1965 a dirigir la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional, en donde a la menor provocación, Eduardo utilizaba las salas o auditorios para organizar pequeños grandes conciertos, en los cuales existía una comunión tripartita, entre el director, los músicos y el público; estos reciales tenían llenos totales por parte de la población universitaria, tenía 23 años. Sus acciones sirvieron de piedra angular para la construcción de la Sala Nezahualcóyotl, uno de los mejores espacios para conciertos que existen no solo en México, sino en el mundo entero.

Al no encontrar en México las condiciones propicias para su trabajo, fue reclutado por la Orquesta de Dallas, de la cual es Director Titular por más de 16 años, con la que grabó las obras completas de su Maestro Carlos Chávez, la cual fue muy bien recibida por la crítica y el público especializado. Eduardo Mata dirigió con éxito las más grandes orquestas en todo el mundo, Londres, Rusia, Viena, Chicago, Guadalajara, Dallas, Estocolmo, siendo un grandísimo promotor del arte y la cultura mexicanas alrededor del orbe.

Eduardo Mata alcanzó la inmortalidad a través de su trabajo, siendo parte fundamental para el desarrollo del Festival Cultural de la Ciudad de México, además de participar en diferentes festivales a través de todo el país, en el año de 1982 participa en el Festival de Primavera con la intención de celebrar el 450 aniversario de la ciudad de Oaxaca. En 1984 ingresa al Colegio Nacional, siendo el segundo músico en conseguir dicha distinción, después de su maestro Carlos Chávez.

Eduardo Mata falleció un 4 de enero de 1995, en un accidente, mientras despegaba su avión con rumbo a la ciudad de Dallas. En la actualidad, Eduardo Mata es considerado como uno de los tres pilares fundamentales dentro de la música de orquesta y de cámara de México, al lado de figuras como Silvestre Revueltas y Carlos Chávez.