Evidencian manos sucias de Robles con sismos

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Para el Congreso de Oaxaca son más de 40 los municipios afectados.

La comisión legislativa de reconstrucción por los sismos del 2017 presentó, a través de la Sedatu a la Auditoría Superior de Fiscalización (ASF) y la Secretaría de la Función Pública (SFP), evidencia de diversas irregularidades detectadas en la gestión de Rosario Robles Berlanga, entre ellas, la asignación de obras en el Istmo de Tehuantepec a empresas como Grupo Salcedo, que no cumplió con los trabajos, afirmó el diputado Pavel Meléndez Cruz. 

Además subrayó que no fueron 41 los municipios afectados en la región istmeña, “sino más de cien”.

Después de participar en la inauguración del foro Perspectivas de avance a dos años de los sismos del 2017, subrayó que los progresos en la reconstrucción son ínfimos toda vez que en vivienda no llega al 30 por ciento, escuelas al 20 por ciento y monumentos históricos no alcanza ni el 10 por ciento y en hospitales es lo mismo. “De manera global es menos del 20 por ciento de avance”.

La bolita, en el campo de Sedatu

En el Paraninfo de la Facultad de Derechos y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), manifestó que la comisión legislativa hizo observaciones puntuales a la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a fin de que se presenten las denuncias respectivas ante la fiscalía federal y se finquen responsabilidades de toda la administración federal anterior.

Afirmó que la Sedatu ya presentó las denuncias correspondientes por estos hechos. “La nueva Sedatu ya presentó la información que se proporcionó”.

El también vicepresidente de la mesa directiva de la 64 legislatura, comentó que es necesario conocer lo que no hicieron las empresas. “Más allá de saber quién tuvo que ver con las licitaciones o si fue adjudicación directa se tiene que cumplir; ellos le echan la culpa al Fonden porque supuestamente no erogan el dinero y, por tanto, no pueden seguir reconstruyendo”.

Empresa consentida

Agregó que Robles Berlanga asignó más de la mitad de las obras al Grupo Salcedo, “en el entendido de que posiblemente tenían un arreglo de otra naturaleza; ahora lo que tenemos que esperar son los tiempos legales y nosotros debemos investigar qué pasó con las demás empresas”.

“Por ahí también otro grupo, Azari, que fue el que supuestamente realizó la supervisión técnica falló y retrasó todos los procesos; aunque el director del IOCIFED dice que quien contrató a la empresa fue la Contraloría estatal”. 

Dinero extraviado

También manifestó que han solicitado a la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal explique el destino de 200 millones de pesos que la 63 legislatura asignó para apoyar a los damnificados, “aunque nos entregaron un informe donde dicen que ellos ya aplicaron 600 millones de pesos en la reconstrucción”.

Dijo que solicitarán al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca que realice una auditoría para conocer realmente el destino de esos recursos. “El Congreso no debe ser tapadera ni comparsa de ningún funcionario, porque lo que tenemos que hacer es dar respuesta a la gente”.