CEU-Xhidza creará su biblioteca

Buscan su biblioteca

A punto de cumplir dos años de que empezó a operar como un espacio que impulsa la educación autónoma y comunitaria, el Centro de Estudios Universitarios Xhidza (CEU-Xhidza) dio a conocer un nuevo proyecto, su campaña de recaudación de fondos para contar con una biblioteca universitaria.

Necesitan reunir poco más de 200 mil pesos para construir el edificio, amueblarlo y acondicionarla para que pueda ser consultada por los 17 estudiantes de las licenciaturas en Ciencias Comunitarias y Comunalidad.

Limitantes tecnológicas

El Coordinador general de del CEU-Xhidza, Melquiades (Kiado) Cruz Miguel, recordó que el proyecto nació gracias al cofinanciamiento y asesoría de la asociación Servicios Universitarios y Redes de Conocimientos en Oaxaca (SURCO).

El 18 de septiembre de 2017 ese centro universitario abrió sus puertas en un terreno que la comunidad de Santa María Yaviche, perteneciente al municipio de Tanetze de Zaragoza, donó para atender a las 54 comunidades que conforman la microregión de El Rincón zapoteco de la Sierra Norte de Oaxaca.

Inicialmente no se plantearon la necesidad de una biblioteca física porque comenzaron a trabajar en una digital que ya cuento con cinco repositorios de acceso abierto.

El problema surgió porque la conectividad de internet en esa zona es muy baja, cara o nula, lo que impide que las y los estudiantes pueden acceder rápidamente para realizar una consulta.

“La gran mayoría de los estudiantes han pedido una biblioteca digital para la investigación y aprendizaje”, lo que dio pie a que la Biblioteca de investigación de Juan de Córdova de la Fundación Alfredo Harp, y el trabajo de personas voluntarias como Ireri de la Peña, Laura Cao y Rosa Manolt recaudaran diversos ejemplares en la Ciudad de México.

Comunidad de aprendizaje

Este centro se concibió como una comunidad de aprendizaje que fortalezca la educación autónoma basada en el diálogo intercultural, sin que las y los estudiantes tengan que salir de sus comunidades y separarse de su realidad social y política.

La modalidad es semipresencial, permite que las y los estudiantes asistan de cinco a diez días al mesa sesiones grupales con la tutoría de académicos, investigadores, líderes indígenas, activistas y artistas.

Ayer el coordinador general y el coordinador comunitario, Oswaldo Martínez, presentaron en La Jícara este proyecto y la campaña de recaudación de fondos que durará un mes desde el sitio web https://bit.ly/ApoyaCeuxhindza.