Descarta CTM desbandada de gremiales

En la CTM afirman que el arribo de un gobierno distinto al PRI constituye una oportunidad para reivindicarse

A pesar de la libre sindicalización aprobada por el Senado de la República el año pasado y la llegada de un político no priista a la Presidencia de la República, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) no tendrá alguna desbandada en Oaxaca.

“Somos una central obrera seria, que no depende de los vaivenes políticos”, afirmó el secretario general de la Federación de Trabajadores del Estado de Oaxaca, Carlos Alberto Mejía Gil.

Expuso que el arribo de un gobierno distinto al PRI constituye una oportunidad para la CTM de reivindicarse como una central obrera respetable, ante la apertura y llegada de otras organizaciones similares con aspiraciones legítimas de allegarse de agremiados.

“No estamos en contra de la libre sindicalización, ni del voto libre, secreto y directo”, asentó.

Además, subrayó que quienes realmente son trabajadores no se desbordarán por irse a nuevas centrales obreras o sindicatos, por ser supuestamente de un presidente o de un gobernador.

De esta manera, destacó que la membresía de la CTM no ha descendido, porque mantiene aún una representación en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, por los 18 mil trabajadores afiliados a diferentes sindicatos.

Además, mencionó que conserva las siete representaciones en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, por dos de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), una de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) y una más de la Federación de Organizaciones Campesinas, Obreras y Populares (Focopo).

Observó que la salida de organizaciones filiales de la CTM a otras agrupaciones, entre taxistas, camioneros y piperos, no afecta su membresía, porque no tienen ninguna relación obrero patronal, ni cuentan con un sindicato.

“En este año se han cambiado cinco veces, lo malo es que mediante el uso de la fuerza y la violencia se pretendan allegarse de membresía”, anotó.