Demanda arzobispo dejar atrás rencores

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Ante el inicio del llamado Mes Patrio, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos convocó ayer a los católicos a dejar atrás odios y rencores para engrandecer a Oaxaca y México.

“Pero hay que engrandecer, no en el desorden, sino en el orden”, asentó.

Durante la homilía de la misa dominical celebrada en la catedral de La Asunción, el religioso demandó poner todos los dones, gracias y carismas concedidas por Dios, para estar mejor como país, como ciudad y como pueblo.

“Pongamos nuestro granito de arena, para que estemos mejor en todos los aspectos, para que haya esa armonía y esa paz que se necesitan”, recalcó.

Por eso, también convocó a los creyentes a orar para encontrar la armonía, la paz y las buenas relaciones entre todos.

“¿Por qué están peleando por un pedazo de río, por un pedazo de monte, por qué están sembrando el odio y los deseos de venganza en el corazón de los más pequeños”, cuestionó. 

Subrayó que en una reciente visita a Santiago Matatlán, los habitantes pidieron su intervención y oración, para poder terminar un añejo conflicto con un pueblo vecino. 

“Me dicen ‘tenemos más de 40 años de dificultades con otro pueblo y ya no queremos eso, queremos paz, ya no queremos que se derrame sangre en nuestros pueblos’. Ya no quieren eso”, asentó.

De esta manera, recalcó su llamado a todos a trabajar como ciudadanos para tener una mejor sociedad y vivir como Dios manda.

“Que cada quien haga lo que le toca hacer,cuidemos nuestro Oaxaca, cuidemos nuestros pueblos, cuidemos nuestras montañas, nuestros ríos, cuidemos este mundo que Dios puso en nuestras manos, para que lo perfeccionemos como la gran casa”, anotó.

Ser humildes y sencillos

En su prédica, el pastor religioso también requirió a los católicos aceptar la invitación del Señor a ser sencillos y humildes de corazón, para no sentirse más grandes por encima de las demás personas.

“Si usted dice que Don fulano es grande, ya está haciendo un juicio equivocado, porque es tan grande también a quien no dice Don fulano”, señaló.

Además, pidió no medir la grandeza de las personas en el signo de pesos.

“Es incorrecto decir este tiene, es grande, este no tiene, no es grande, este sabe, es grande, este no sabe, no es grande, este es autoridad, es grande, este no es autoridad, no es grande”, apuntó.

Por eso, resaltó que todos necesitan ser suficientemente humildes, para descubrir la grandeza de los demás.

“Si a este le dice Don, también dígale Don a todos, todos tenemos el don de ser hijos de Dios, así nos quitaremos la idea de que solamente es grande una persona que es así o que es asá, y los demás no son grandes”, indicó.

Incluso, dijo que como arzobispo ha practicado la humildad y sencillez de corazón para poder mirar la grandeza de todas las personas.

“En este Oaxaca, el arzobispo es una persona sumamente importante, así me lo hacen ver y así me lo hacen sentir, pero siempre le digo a Dios, ‘señor no permitas que me endiose’, porque las alabanza y glorias, solamente son para la gloria de Dios”, añadió.

A revisión, el país

“En esta semana estaremos reunidos todos los obispos en Monterrey, trabajando y mirando a nuestro país, haciendo un juicio con el Evangelio de lo qué está pasando, de lo que nos pide Dios y cómo vamos a compartir la fe con nuestro pueblo. Pidan a Dios para que esta reunión dé sus frutos en bien de nuestro país y en bien de nuestra iglesia mexicana”: arzobispo Vázquez Villalobos.