Amanecen con 30 grados en la Cuenca

Es la zona del estado donde las horas de calor por día han aumentado
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

En siete municipios del Bajo Papaloapan amanecieron con 29 grados de temperatura

Que en siete municipios del Bajo Papaloapan el pasado lunes la temperatura al amanecer haya sido de 29 grados centígrados, diez grados abajo de la temperatura más alta en ese mismo día, es un efecto palpable del cambio climático.

El jefe del Departamento de Monitoreo y Alertamiento de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca, Cutberto Ruiz Jarquín, advirtió que es en esa parte del estado donde más se han modificado las temperaturas por el efecto de los gases invernadero.

Esa oscilación térmica tan corta entre la temperatura máxima y mínima no la había visto en más de 20 años que lleva como meteorólogo, el cual describe como “un evento súbito que se puede presentar como si una lengua de calor abrazara una parte del estado”.

Para ilustrar de una mejor manera lo que en el Bajo Papaloapan sintieron a inicio de semana resumió que “están amaneciendo con la temperatura máxima que solemos tener en los Valles Centrales”.

No tiene duda que el cambio climático ha modificado la temperatura media y la falta de precipitaciones es otro de los aspectos más sensibles de estas repercusiones, porque si no hay lluvia, hay sequía e incendios forestales.

Los últimos monitoreos indican que hay un déficit de precipitación pluvial del 20 por ciento.

Se han registrado lluvias fuertes a causa de tormentas que pasan cerca del territorio nacional, pero las ondas tropicales que regulan las lluvias se han presentado “poco activas”.

En Oaxaca no se ha tenido un impacto por las nueve tormentas tropicales que se han formado en esta temporada.

Son el Istmo, la Costa, la Cuenca y la Sierra Sur las regiones en donde ha afectado más ese déficit de lluvias, mientras que en la Mixteca y Valles Centrales ha llovido de manera moderada. 

Sin que la canícula (período de calor intenso que suele durar 40 días) se haya presentado muy severa, “sí le pegó a la Cuenca, el Istmo, Costa y parte de la Sierra Sur”, sin que fuera generalizada. 

“El período de la canícula nos ha llevado a temperaturas muy extremas como los 39 grados en el Bajo Papaloapan, que por la falta de viento y poca humedad la sensación térmica ha sido de hasta 42 grados”, una temperatura alta para un mes como agosto.