Van 126 feminicidios, a un año de la Alerta de Violencia de Género

El 65% de las niñas y mujeres asesinadas de manera violenta se cometieron en municipios con alerta de género, en el estado

Cristina V. R. fue asesinada frente a su hija de un año de edad. Su cuerpo quedó tendido en un camino de terracería sobre la carretera Rancho Arechi, Cuilapam de Guerrero. Tenía al menos dos disparos de arma de fuego. 

El hecho ocurrió justo 24 horas antes de que se cumpliera un año de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) emitida el 30 de agosto de 2018. Desde entonces suman 126 muertes violentas de las cuales al menos el 10 por ciento fueron de mujeres dedicadas a su hogar, señala el análisis realizado por el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

Emitido como un informe sombra a las cifras de las instancias oficiales respecto de los asesinatos de mujeres, el documento elaborado por la organización de la sociedad civil detalla que un 6 por ciento eran comerciantes, 4 por ciento estudiantes, 2 por ciento agriculturas, empresarias, meseras, profesoras, servidoras públicas y un 1 por ciento empleada, enfermera, policía, religiosa, estilista, ganadera, trabajadora de la construcción, es decir, niñas y mujeres con ocupaciones y trabajos que aportaban a la sociedad. En el 64 por ciento restante se desconoce la ocupación de las víctimas.

Otro dato arrojado es que el 65 por ciento de las niñas y mujeres asesinadas de manera violenta se cometieron en municipios con alerta de género, y el 35 por ciento restante en lugares que no fueron contemplados de riesgo para las mujeres.

En el análisis por región, agrega, se identificó que de los 20 casos ocurridos en Valles Centrales, 9 de ellos sucedieron en municipios con alerta de género y 11 en municipios sin alerta, por citar algunos municipios se encuentran Villa de Etla, Santa María Atzompa y Ejutla de Crespo. 

En la región Mixteca, de los 18 casos registrados, 9 ocurrieron en municipios con alerta y los otros 9 en municipios sin alerta, donde causa especial preocupación el municipio de Santiago Juxtlahuaca con 5 casos.

Desde la Declaratoria de Alerta de Género, el Istmo de Tehuantepec es la región con el más alto porcentaje de violencia feminicida, con un 26 por ciento, seguida de la Costa con un 18 por ciento y el Papaloapam con un 16 por ciento, lo que significa que en tres de las ocho regiones del estado se concentró el 60 por ciento de todos los asesinatos violentos de niñas y mujeres.

De igual manera indica que el 52 por ciento de las víctimas de asesinatos violentos tenían entre 15 y 44 años de edad mientras que el 59 por ciento de los casos los asesinatos se cometieron con armas de fuego.