Deja SAPAO sin agua a la zona norte de Oaxaca

Falla en el suministro eléctrico dejó sin agua a la zona norte de la ciudad

Once asentamientos de la zona norte de la ciudad de Oaxaca de Juárez resintieron las fallas en el servicio de energía eléctrica que ocasionaron que equipos electromecánicos y de bombeo de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) suspendieran durante 16 horas el suministro.

Quienes viven en colonias como Yalalag, Las Flores, Pozas Arcas, Aurora Sector Dos, Unión y Progreso, así como la zona norte de la colonia Reforma y los fraccionamientos La Loma, Mártires de Río Blanco, San José La Noria y parte baja de la Cascada no recibieron el suministro de agua programado para la noche del domingo.

“Todo mundo empezó a preguntar cuándo llegaría el agua, porque en algunas colonias se tiene poca o nada, sobre todo las que carecen de cisterna al no tener una reserva”, explicó la presidenta del Comité de Vida Vecinal de La Cascada, Carmen Altamirano.

La emergencia, a decir de la directora de Sapao, Laura Vignon Carreño, se superó alrededor de las 11:00 horas de ayer, gracias a la intervención de Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los dejan sin agua

En sus plataformas digitales SAPAO informó que, por los fuertes vientos e intensa lluvia del domingo, se registró una falla eléctrica en el ramal de CFE que se ubica en el entronque de la calle Juan Escutia en su unión con la Avenida Ferrocarril, en la Colonia Vicente Suárez.

Esa falla dio pie a que los equipos electromecánicos y de bombeo del cárcamo conocido como Rebombeo Tecnológico (cercano al Instituto Tecnológico de Oaxaca) quedara fuera de servicio y por tanto la planta potabilizadora Fortín, a la cual da cobertura.

A partir de las 19:00 horas del domingo el servicio de suministro de agua de la SAPAO quedó suspendido y esas once colonias que tenían programado recibir agua potable no la recibieron.

El retraso de la distribución se subsanaría en el transcurso del lunes, haciendo “ un ajuste en horas”, calculando Vignon que ese retraso era de 16 horas, tiempo en que quedó suspendida la distribución.

“Vamos a empezar en este momento porque está llegando a la planta del Fortín, se hace un ajuste y se continúan con las que se tienen programadas para que no se resienta”, aseguró.

Aunque no pudo precisar el aforo de litros por segundo que se tenían al día de ayer, reconoció que han existido una serie de problemas en el suministro “no por falta de volumen en el caudal”, sino por “una cuestión de fallas de equipo de bombeo y en la línea de conducción” como la del aeropuerto, “que por una obra en construcción se dañó un tubo de 24 pulgadas”.