Demanda la Sección 22 reconocer otra vez educación especial

Jesús SantiagoJesús Santiago

En el CAM número 46, la dirigencia de la Sección 22 del SNTE encabezó el acto de apertura del ciclo escolar 2019-2020.

El secretario general de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández demandó ayer al gobierno federal reconocer a la educación especial en las leyes secundarias de la nueva reforma educativa para que se ofrezca atención adecuada a niños con capacidades diferentes.

En la apertura del ciclo escolar 2019-2020, en el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 46, localizado en la agencia municipal Pueblo Nuevo, el dirigente sostuvo que la gremial está en desacuerdo con la desaparición de la educación especial, decretada por la nefasta reforma educativa de Enrique Peña Nieto, para sustituirla por un modelo de educación inclusiva en escuelas regulares.

Pues –subrayó–, los docentes de educación especial fueron formados en las escuelas normales específicas, para atender a los niños con capacidades diferentes y así puedan tener un correcto aprendizaje.

Por eso, ante profesores, psicólogos, talleristas y padres de familia, sostuvo que la educación inclusiva en una escuela regular contemplada por la nueva reforma educativa no resuelve las necesidades de la población escolar con discapacidad intelectual, motora, auditiva y visual, debido a las características propias de enseñanza.

“Es necesario brindar una atención adecuada que indudablemente requieren estos niños especiales”, recalcó.

Subrayó que si el gobierno federal pretende impulsar una educación progresista y de avanzada, necesita reconocer nuevamente la educación especial para garantizar un aprendizaje de calidad en todos los niños con capacidades diferentes.

De esta manera, destacó que las leyes secundarias de la nueva reforma educativa representan la oportunidad para garantizar la educación especial y así ofrecer el mejor aprendizaje a los niños con capacidades diferentes, a fin de poder integrarse a la vida cotidiana.

También reclamó al gobierno estatal otorgar un nuevo espacio al CAM número 46 para construir nuevas instalaciones y así se proporcione un espacio digno a los alumnos.

Aunque igualmente reconoció el trabajo de los docentes del plantel por ofrecer educación con un gran amor y cariño a sus alumnos, a pesar de las condiciones de infraestructura.

Ante esto, López Hernández llamó a todos al magisterio democrático a refrendar su compromiso con alumnos, padres de familia, autoridades y comunidades, para ofrecer una educación de calidad en las aulas.

Vigente, la educación especial

A su vez, el secretario técnico de la Sección 22 del SNTE, Porfirio Gutiérrez Nicolás dijo que el magisterio democrático inicia el ciclo escolar 2019-2020, a partir de su calendario alternativo, para dar muestra de su resistencia, no únicamente en el discurso sino en acciones concretas para fortalecer la lucha desde la CNTE, a través de las rutas pedagógica, política, jurídica y organizativa.

Y observó que el nivel de educación especial está vigente y seguirá vigente por el sacrificio, ahínco y cariño de los docentes para atender a los niños con capacidades diferentes.

Mientras tanto, la secretaria de Trabajo y Conflictos de educación especial de la Sección 22 del SNTE, Norma Merced Ángeles Velásquez resaltó que el magisterio democrático mantendrá la lucha por la permanencia de este nivel, no solamente por los docentes, sino por los alumnos.

Por otra parte, la coordinadora general del CAM número 46, Edna Lourdes Fuentes Ríos detalló que el plantel atiende a 40 alumnos con discapacidad intelectual, motora, auditiva, visual, múltiple y trastorno generalizado del desarrollo, en preescolar, primaria uno, primaria dos y primaria tres, así como en formación laboral.

Elemento de lectura rápida

El dirigente de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández dijo que el ciclo escolar 2019-2020 fue iniciado en la mayoría de las 13 mil escuelas de la entidad, salvo en algunas por situaciones especiales.

“Por su organización propia, en algunas se iniciará este viernes o el lunes”, anotó.