Dos años para rescatar 289 sitios, dice INAH

Joel Omar Vásquez Herrera, coordinador nacional de centros INAH, explicó el proceso para recuperar zonas arqueológicas y sitios dañados por los sismos

El Instituto Nacional de Antropología e Historia ejerce en Oaxaca 2 mil millones de pesos para restaurar el patrimonio arqueológico e histórico dañado por los sismos del 2017, pero además se lleva un buen avance en los trabajos de restauración, afirmó el coordinador nacional de centros INAH, antropólogo Joel Omar Vásquez Herrera.

Momentos antes de dictar la conferencia magistral La restauración del patrimonio cultural, una tarea de participación compartida, organizado por el Colegio de Arquitectos del Estado de Oaxaca, en el marco de la Primera Bienal de Arquitectura Oaxaqueña 2019, informó que en la entidad intervienen 289 sitios arqueológicos e histórico, mismos que se esperan terminar de intervenir en el 2021. 

Monte Albán, fudacional para el INAH

“El vasto patrimonio que tenemos en Oaxaca es de la mayor importancia para el instituto, representa un hito fundacional para el INAH porque debemos de recordar que con el descubrimiento de la tumba 7 de Monte Albán, en 1932, es que surge la necesidad de que haya una institución que pueda salvaguardar, cuidar, el patrimonio histórico cultural de los mexicanos; entonces para el instituto Oaxaca siempre va a ser una entidad fundamental”.

En el claustro del Centro Cultural San Pablo, el especialista recordó que las obras se deben hacer con especialistas y proyectos ejecutivos muy específicos.

“Lo que sí podemos decir es que somos muy afortunados en tener hasta hoy todos los recursos necesarios, suficientes y pertinentes, -a través de diversas fuentes de financiamiento como el seguro que contrata el propio INAH y los recursos asignados del Fondo de Desastres Naturales (Fonden)-, para poder restaurar todo el patrimonio dañado en 2017”.

Muchas manos

Comentó que en la intervención de los sitios participan muchos especialistas de distintas entidades de la República y de oficinas centrales del INAH, “por ejemplo, en el estado de Oaxaca nos han estado ayudando arquitectos y restauradores de los estados de Durango, Sonora, Guerrero, de la misma Ciudad de México; entonces esto ha sido verdaderamente una muestra de solidaridad interinstitucional muy importante”.

Vásquez Herrera señaló que en la entidad se tienen ya experiencias de recuperación de los sitios arqueológicos e históricos.

“Tenemos antecedentes importantes en el estado de Oaxaca, como los sismos ocurridos aquí en 1999 cuando tardamos alrededor de cuatro años en restaurar todos los monumentos históricos y hoy a casi dos años, tenemos una buena cantidad de monumentos restaurados tanto arqueológicos como históricos”.

Confió en que para el 2021 se termine la restauración de todos los sitios en el país, “pues con estos parámetros de comparación no podemos decir que estamos lentos”.