Asaltan a 4 comercios al día en Oaxaca

Crece en 16% el robo a negocios en el estado.

"En el último año y medio, nos han asaltado dos veces a mano armada", relata don Raúl, dueño de un minisuper en la colonia Eliseo Jiménez Ruiz.

Durante los 35 años que lleva dirigiendo este negocio familiar, don Raúl ha sido víctima de la criminalidad dos veces: "antes, esta colonia era muy tranquila, en los últimos ocho años hemos percibido que la delincuencia ha aumentado. Muchos de los que vienen a comprar me cuentan que los han asaltado aquí en la esquina, o en otras calles de la colonia".

Y es que, en comparación con 2018, de enero a junio, el robo a negocio se incrementó en un 16%, lo que significa que, en promedio, cuatro comercios oaxaqueños están siendo asaltados al día.

El caso más reciente que vivió don Raúl tuvo lugar hace cuatro meses, cuando alrededor de las 21:00 horas tres sujetos armados, usando pasamontañas, arribaron a su tienda de abarrotes y, empuñando un arma de fuego, lo despojaron de aproximadamente cinco mil pesos en efectivo para después darse a la fuga en una camioneta cerrada. "Yo recuerdo que antes esta zona estaba muy tranquila, pero últimamente se escucha mucho que los vecinos han sido asaltados".

Piden más patrullaje

Algunos colonos que presenciaron el momento relatan que afuera de la tienda había tres hombres más vigilando la calle y que, pasado el atraco, acudieron en auxilio de la víctima al tiempo que llamaban al cuerpo de seguridad. Como resultado de estos infortunios, el dueño de la micelánea considera que "no está demás reforzar la seguridad al interior de la tienda", agregando también que "debería haber más recorridos por parte de las fuerzas estatales, así no parecerían calles olvidadas".

Ante la creciente percepción de inseguridad y delincuencia, cabe mencionar que julio ha sido señalado como el mes más violento del año y, comparado con el mismo periodo de 2018, el robo a comercio aumentó en un 45%, presenciando la ciudadanía 42 casos más de este ilícito.

Con más de tres décadas al frente de su negocio, don Raúl es una estadística más de la incidencia delictiva en nuestro país, situación que día con día va en aumento y no excluye raza, edad o género.

La inseguridad ha obligado a resguardarse y, en algunos casos, realizar gastos para instalar rejas, cámaras de seguridad, vigilancia o medidas para evitar la agresión de la delincuencia y que generan gastos imprevistos a los negocios