Excluyen en el agro a indígenas

El financiamiento a las unidades rurales tiene que cambiar: Coordinador Regional Zona Sur de FND

Sólo cuando se piense en un financiamiento integral que apalanque el desarrollo, las personas en sectores rurales empezarán a tener una oportunidad real para salir de la pobreza.

Así lo analizó el Coordinador Regional Zona Sur de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, Marco Antonio Vázquez González.

A iniciativa del diputado Othón Cuevas, el funcionario federal impartió la conferencia Nuevo sistema de financiamiento rural integral, por una economía social y solidaria justa, en la que planteó una problemática estructural.

Contrastes

El 23 por ciento de la población se dedica al sector agropecuario pero ésta sólo genera el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Y es que en el sector rural se encuentra el 81.3 por ciento de pequeñas unidades de desarrollo, pero su bajo nivel de activos representan apenas las ventas del 12.8 por ciento.

En contraste, 18.7 por ciento son grandes unidades de desarrollo que concentran el 87.2 por ciento de la totalidad de las ventas.

Una de las razones para ese contraste es una oferta de productos y servicios financieros del país que no se ajustan a las actividades económicas de la población indígena ni afromexicana, lo que las excluye al 98.2 por ciento de las unidades de producción rural de acceso a servicios financieros formales.

Por una parte, la mayoría de los asentamientos de la población indígena y afrodescendiente se encuentran ubicados en zonas de difícil acceso, aisladas y sin servicios básicos y por otro las microfinancieras operan tasas de interés de hasta más del 100 por ciento anual, “cuando la Financiera Nacional de Desarrollo aplica una tasa del 12 por ciento”.

Y agregó: “Cuando la población indígena y afromexicana accede al crédito, la mayoría de las veces lo hace de manera individual y atomizada frente al mercado, por lo que compran caro, producen caro, pero venden barato “.

Cambiará Financiera

Así es urgente que el sistema de financiamiento rural integral evolucione y se enfoque a lo que el mercado demanda, “focalizando resultados por nivel de incremento de inclusión financiera, ordenando la banca de desarrollo actuando en su mercado objetivo y con una ventanilla única de atención, además de simplificar con un traje a la medida evitando sobrerregulación”.

Confió en que todo marche bien y en los próximos meses exista una Financiera Nacional Agropecuaria que se sustenta en una nueva Ley Orgánica y supla la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

“Será una empresa controladora y propietaria de tres unidades de negocio: créditos al pequeño productor con intermediarios financieros; capital emprendedor; y administración de riesgo”, abundó.

La nueva Financiera integrará a Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (Focir) y Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (Fira) para "encontrar productores bien organizados y con alta productividad que puedan recibir un certificado de garantía del Sistema Nacional de Garantía de Crédito”.

Los beneficios de esta nueva financiera es que existirá una ventanilla única de atención, simplificación administrativa y atención personalizada al cliente.

La conferencia del Coordinador Regional Zona Sur de la Financiera se realizó en el Centro Regional Universitario Sur que la Universidad Autónoma Chapingo tiene en Zimatlán de Álvarez ante su subdirector Renato Zárate Baños; la diputada local Hilda Pérez Cruz; Adriana Coita Jerónimo Díaz de la organización Centeotl y el regidor de desarrollo agrícola y pecuario de ese municipio, Agustín Cuevas.