Interoceánico, a nivel del Canal de Panamá

El tren interocéanico, uno de los proyectos de desarrollo regional más importantes del presidente Andrés Manuel López Obrador

El tren interocéanico, uno de los proyectos de desarrollo regional más importantes del presidente Andrés Manuel López Obrador, comprende la construcción de un tren eléctrico de doble vía, equipado con tecnología de última generación, de 300 kilómetros para unir los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz en tan sólo 3 horas, a efecto de que las empresas navieras tengan ahorros de tiempo y dinero, cuando en el canal de Panamá tardan en cruzar más de 8 horas con un tiempo de espera de hasta 15 días.

De acuerdo a la carpeta informativa 'El proyecto del tren transístmico', del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados federal, en una primera etapa se realiza la evaluación preliminar del proyecto con el objetivo de verificar cuáles son las correcciones que deberán realizarse a la ruta y dar inicio al proyecto ejecutivo.

Además de llevar a cabo la corrección de la curvatura y pendiente en 56 kilómetros de área de trabajo en la Línea Z, así como la conexión al puerto de Salina Cruz para mejorar la seguridad y eficiencia de la vía.

Explica que también la corrección de la pendiente de la Línea Z permitirá potenciar la vía para lograr el enlace con los puertos de Coatzacoalcos y Veracruz, y con la línea del Tren Maya con destino a las ciudades de Mérida y Valladolid, en Yucatán.

Comercio internacional

Establece que al final de la primera etapa del proyecto el tren de carga tendrá una capacidad para transportar 300 mil toneladas al día.

El documento precisa que la segunda etapa del proyecto considera la habilitación y mejora de los actuales puertos y la construcción de otros más de carga en ambos océanos; así como la construcción de cuatro muelles en cada uno de los dos puertos nuevos, en el río Tehuantepec en Oaxaca y en la laguna del Ostión en Veracruz.

Para la tercera etapa se prevé lograr la inclusión social de las comunidades aledañas a las vías del ferrocarril y a los habitantes de la región istmeña mediante estrategias de creación de empleos directos e indirectos, en las las actividades de construcción propias del proyecto; en las empresas que ofrecen los servicios portuarios, de transporte intermodal y ferroviario; y en las actividades relacionadas con las operaciones del comercio internacional (exportación e importación de mercancías y servicios).

Subraya que el objetivo del proyecto es convertir al Istmo de Tehuantepec en una de las zonas de mayor importancia para el comercio internacional, al conectar los litorales y con ello el traslado de mercancías, generando empleo y promoviendo el desarrollo económico de la región.

Pero además de crear empleos e ingresos, acelerará el multiplicador de inversiones en los estados de la región para fortalecer el contexto socioeconómico en las comunidades afectadas por la pobreza, violencia y migración; “actuando siempre con respeto al profundo arraigo de las culturas, costumbres y tradiciones indígenas que radican y predominan en la región”.

Subraya que el proyecto busca aprovechar el Istmo de Tehuantepec como canal interoceánico y corredor industrial y energético detonando el desarrollo de las comunicaciones, las telecomunicaciones y las actividades portuarias logrando la conversión e integración productiva y competitiva de la región en las escalas nacional e internacional.

Reconoce que para esto el proyecto transístmico deberá cumplir las condiciones técnicas a fin de que las empresas navieras internacionales puedan incursionar en los puertos y operar grandes volúmenes de carga y descarga de contenedores.