Rescata Del Toro relatos macabros

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre las posesiones más preciadas de Guillermo del Toro se encuentran nueve pesadillescas ilustraciones originales que en los 80 aparecieron en la serie de libros infantiles "Scary Stories to Tell in the Dark", de Alvin Schwartz.

Por derecho propio, uno de los más reconocidos creadores de monstruos de la actualidad, Del Toro decidió honrar respetuosamente la visión artística de Stephen Gammell, el autor de esos dibujos, al momento de adaptar al cine Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad.

"Son parte de mi joven imaginación. Tratamos de recrear los dibujos exactos que Stephen hizo, en tres dimensiones. Fuimos a grandes distancias. Lo hicimos como una animación, la esculpimos, la vestimos. No la abordamos con tecnología CGI", explica el mexicano en una entrevista proporcionada por Diamond Films.

Recién estrenada, la producción de Del Toro no es una antología de cortometrajes inspirados en las escalofriantes historias salidas de la pluma de Schwartz, sino que amalgaman varias en una sola narrativa.

Ubicada a finales de los 60 en el pequeño pueblo de Mill Valley, sigue a un grupo de chicos que intentan averiguar qué hay detrás de las espantosas muertes que se han desatado allí.

En el filme, dirigido a una audiencia juvenil, hay casas encantadas, desapariciones, noches de Halloween, libros embrujados, intrépidas chicas y una siniestra galería de oscuros seres.

Para la dirección del proyecto, Del Toro decidió confiar en André Øvredal, autor del éxito independiente Trollhunter, que imagina la existencia de estos mágicos seres en la Noruega contemporánea.

El requisito que le dio fue que Historias de Miedo... debería ser una cinta de terror moderna, pero con el espíritu de las producciones ochenteras de Amblin Entertainment, como E.T. y Los Goonies, y novelas juveniles de Stephen King.

"La belleza de esto es que los padres pueden llevar a sus hijos al cine y ellos recordar las historias que leyeron de pequeños", señala Del Toro.