Aunque no está a la venta, Trump indaga sobre la posibilidad de que EU compre Groenlandia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha planteado en varias ocasiones comprar Groenlandia al gobierno danés y la oficina del abogado de la Casa Blanca ha estudiado la posibilidad, dijeron dos fuentes a CNN el jueves.

El gobierno de la isla, sin embargo, dijo en un comunicado el viernes que no va a suceder: “Groenlandia no está a la venta”.

El interés de Trump en comprar Groenlandia fue informado por primera vez el jueves por The Wall Street Journal. El diario informó que personas familiarizadas con las deliberaciones dijeron que el presidente había planteado el tema durante las reuniones y cenas, pidiendo que asesores indagaran seriamente sobre la posibilidad y las ventajas de ser dueño de Groenlandia. También le pidió a su abogado de la Casa Blanca que investigara el asunto, según dos de las personas.

Dos de las personas también le dijeron al periódico que los asesores de Trump estaban divididos sobre el tema, y algunos lo elogiaron como una estrategia económica sólida y otros lo descartaron como una fantasía pasajera.

CNN se ha puesto en contacto con la Casa Blanca y el Departamento de Estado para obtener comentarios.

“Intentaron comprarnos en 1867, durante la Segunda Guerra Mundial, y ahora lo están intentando nuevamente”, dijo a CNN Bent Abeelsen, residente local de Kulusuk. “No va a pasar”.

Groenlandia, un territorio danés autónomo, es el hogar de la Base Aérea Thule, la base más al norte del ejército estadounidense, ubicada a unos 1.200 kilómetros sobre el Círculo Polar Ártico y construida en 1951. El radar y el puesto de escucha cuentan con un Sistema de Alerta Temprana de Misiles Balísticos que puede advertir sobre misiles balísticos intercontinentales entrantes y tiene alcance hasta miles de kilómetros dentro del territorio ruso.

Los asesores expresaron tanto expectativa como reserva ante el interés aún poco claro del presidente en la idea y tenían preguntas sobre el potencial militar y de investigación de la isla, informó el periódico. Señalaron a que la compra de Groenlandia podría ser un potencial constructor de legado para Trump, similar a la condición de estado del presidente Dwight Eisenhower para Alaska, agrega el periódico.

Según el diario, una persona describió una cena la primavera pasada en la que Trump le dijo a sus asociados que le habían aconsejado que considerara comprar Groenlandia porque Dinamarca enfrentaba problemas financieros por apoyar el territorio.

“¿Qué piensan acerca de eso, chicos?”, Trump preguntó por la habitación, le dijo la persona al periódico. “¿Creen que funcionaría?”.

La persona le dijo al periódico que los comentarios de Trump parecían más una broma sobre su poder que una pregunta genuina. La persona pensó que el presidente estaba interesado en Groenlandia debido a sus recursos naturales.

El intento de Trump no sería el primer esfuerzo estadounidense para comprar Groenlandia. Aunque el presidente Harry Truman esquivó las preguntas sobre su búsqueda del control en la región, Estados Unidos supuestamente intentó comprar Groenlandia en 1946, y en 1867, el secretario de Estado William Seward mostró interés en comprar la isla.