Hidroeléctrica es repudiada en río Verde

Octavio Vélez AscencioOctavio Vélez Ascencio

Autoridades municipales y agrarias chatinas y mixtecas señalan que la empresa producirá daños a la salud y al medio ambiente

Comunidades de los pueblos indìgenas chatino y mixteco de la Costa y Sierra Sur manifestaron su desacuerdo con la construcción de una central hidroeléctrica que pretende hacer la transnacional suramericana Generación Enersi, S.A. de C.V., en el cauce del río Verde.

En conferencia de prensa ofrecida con otras autoridades municipales y agrarias, Jaime Ruiz Jiménez, agente municipal de Paso de la Reina, Santiago Jamiltepec, informó que las comunidades indígenas recibieron un oficio en junio pasado de la Subsecretaría de Gestión de Protección Ambiental de la Semarnat donde comunican el ingreso de la documentación presentada por la transnacional sudamericana para el análisis y evaluación del Proyecto Hidroeléctrico de Generación de Energía Renovable PH Río Verde.

Explicó que el proyecto afectará a comunidades indígenas de Santa Cruz Zenzontepec, Santiago Ixtayutla, Santiago Tetepec, Santa Catarina Mechoacán, San Andrés Huaxpaltepec, Santiago Jamiltepec y Santiago Pinotepa Nacional, porque contempla la construcción, operación y mantenimiento de una central hidroeléctrica para la generación de 30 megavatios (MW) de energía.

Subrayó que las comunidades indígenas no permitirán estudios ni la construcción de la central hidroeléctrica, por las graves afectaciones a su vida y a la madre naturaleza.

"A lo largo de nuestra vida, hemos convivido, cuidado y defendido el río Verde, porque es la madre de nuestras aguas y representa la fuente de vida en los pueblos mixtecos, chatinos y afromexicanos", dijo. 

Destacó que los pueblos y sus autoridades, a partir de sus sistemas normativos internos y con los derechos concedidos por los tratados internacionales y la Constitución Política federal, han emprendido los medios de defensa por las vías pacíficas, administrativas y legales, para el respeto de sus modos de vida y su territorio.

Subrayó que el río Verde se encuentra protegido por el amparo presentado otorgado por un juez federal en julio de 2018, por la declaración de zonas de reserva publicadas al final del gobierno de Enrique Peña Nieto y por tanto, no se podrá construir ningún proyecto de infraestructura.

No obstante, resaltó que en el actual gobierno, la Semarnat y la Conagua interpusieron un recurso de revisión contra la resolución.

Más de 70 mil hectáreas

El proyecto hidroeléctrico contempla un bordo derivador, obra de toma, túnel, torre de oscilación, tubería forzada, trifurcación, casa de máquinas, obra de descarga, subestación elevadora, camino de acceso y una línea de transmisión de aproximadamente 41 kilómetros, en una superficie 71 mil 0728 hectáreas, donde está planeada la remoción de vegetación secundaria arbustiva de bosque de encino.