Exigen protección para militante de Morena en San Marcial Ozolotepec

En 2017 asesinaron al ex tesorero de la comunidad de San Marcial Ozolotepec, Virgilio Hernández Ramírez.

La Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) demandó al gobierno estatal otorgar medidas cautelares personalizadas a uno de sus militantes, el presidente municipal de San Marcial Ozolotepec y ex candidato a diputado federal suplente de Morena, Ramiro López Hernández, ante el reciente asesinato de su hermano y debido a los dos atentados a su persona.

El secretario de gestión de esa organización en Oaxaca, Joel Venegas informó que el hermano del munícipe, Edgar López Hernández, fue asesinado con disparos de arma de fuego el lunes pasado en Miahuatlán de Porfirio Díaz, por dos personas cubiertas del rostro, quienes se desplazaban en un vehículo Tsuru Nissan.

Expuso que el presidente municipal ha recurrido a la Fiscalía General del Estado y a la Secretaría de Seguridad Pública, para denunciar las amenazas de muerte hacia él y sus familiares, y a fin de solicitar medidas cautelares personalizadas para prevenir estos sucesos, pero han hecho caso omiso.

Sin detenidos

Explicó que un tío del munícipe, Virgilio Hernández Ramírez, fue asesinado el 26 de mayo del 2017, sin embargo, a pesar de abrirse la carpeta de investigación respectiva, no se han detenido a los responsables.

Ese mismo año –contó–, el propio presidente municipal, sufrió un atentado con armas de fuego, hecho que fue denunciado, pero tampoco ha habido resultados en la investigación.

Subrayó que el munícipe sufrió un segundo ataque, el 4 de junio de 2018, cuando se desplazaba en una camioneta, salvando la vida otra vez, a pesar de los varios impactos de bala en el vehículo.

Detalló que el edil ha sido presidente del Comité Municipal de Morena en Miahuatlán de Porfirio Díaz y candidato propietario a diputado local por Morena y aspirante suplente a diputado federal.

Candidato del PUP

Anteriormente, se desempeñó como coordinador regional de la organización API y del partido local PUP, e incluso también fue candidato a diputado local por ese instituto político.

Ante esta situación, García Venegas reclamó a la administración estatal proporcionar seguridad permanente al munícipe y durante el sepelio de su hermano, así como a la Fiscalía General del Estado, investigar los hechos y detener a los autores intelectuales y materiales del crimen.

“Exigimos justicia”, terminó.