Lenguas indígenas, patrimonio intangible

ArchivoArchivo

Preservar el legado indígena y cultural es una obligación del gobierno

La 64 legislatura reconoció como patrimonio cultural intangible las lenguas indígenas de los pueblos, comunidades indígenas y afromexicanas del estado de Oaxaca, por lo que las autoridades estatales deberán proveer lo necesario para su preservación, enseñanza y difusión.

De acuerdo al dictamen presentado por la comisión permanente de Estudios Constitucionales a la iniciativa de reforma constitucional, señala que las lenguas prehispánicas han subsistido a los largo del transcurso de los siglos desde el encuentro de dos culturas en México, la de los conquistadores de España y la de los pueblos autóctonos que se caracterizaron por tener su propio idioma y sus costumbres, tan diferentes y distantes de la cultura occidental.

Agrega que como es natural los conquistadores impusieron su cultura y su religión, ese poderío de mando de la entonces Nueva España vino a implantar políticas de fortalecimiento de la enseñanza del español para ir dejando las costumbres y los idiomas de los pueblos indígenas.

Señala que a pesar de las revueltas culturales para discriminar y excluir los idiomas de los pueblos indígenas éstos han subsistido y hoy en pleno siglo XXI en el estado de Oaxaca, perviven diversos idiomas que se hablan en cada una de las regiones que conforman los 16 grupos étnicos del estado.

Manifestación cultural

Dice que estos idiomas son manifestaciones de la cultura de los distintos grupos étnicos, es lo formal y auténtico de los pueblos indígenas. Si han subsistido es porque ha habido una resistencia cultural de lo propio u original, como es la lengua e idioma creada y cultivada por los primeros pobladores y que es el signo primigenio de la cultura indígena que se debe de preservar mediante la protección por medio de leyes y políticas públicas que deriven de éstas, porque los valores culturales es uno de los ejes principales que el Estado no puede soslayar, ya que por el contrario los debe de impulsar, engrandecer y tutelar porque México está definido en su Constitución como un país pluricultural de los pueblos aborígenes.

Añade que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sostenido que las lenguas indígenas son lenguas nacionales, lo que permite resaltar que los diversos idiomas de los pueblos indígenas constituyen verdaderos valores culturales de importancia y que deben de ser considerados adecuadamente, porque son conocimiento que enriquecen el universo de la cultura mexicana.

Legado histórico

Subraya que en la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos no se establece que el español sea el idioma nacional, sino que que se da cabida y pleno reconocimiento a las lenguas indígenas, pero también se debe de tener en cuenta que algunos de estos lenguajes están en vías de extinción porque ha faltado el impulso académico para su enseñanza permanente, difusión y transmisión a las nuevas generaciones.

Asevera que las lenguas indígenas en Oaxaca representan un patrimonio cultural intangible, es un legado histórico de los primeros pobladores; su ejercicio cotidiano es un claro crisol de las culturas en todas sus dimensiones en el mundo del conocimiento, son los medios para lograr un mejor posicionamiento de los pueblos indígenas en la medida de su fortalecimiento con políticas públicas que se dirijan a una solidez de la cultura y de la lingüística, que sin duda revitaliza la vida democrática del país.