Prepa 6, cueva de Alí Babá

Leticia Mendoza Toro, todo el control en Prepa 6

La Escuela Preparatoria Número 6 de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) es el pequeño coto familiar de la ex rectora Leticia Mendoza Toro donde subsiste el abuso de poder, la corrupción, acoso sexual a las alumnas y el nepotismo en su más alta expresión.

De acuerdo a la denuncia de profesores y alumnos, esta situación provocó que este año únicamente 500 jóvenes intenten ingresar a la institución educativa, cuando anteriormente se presentaban más de 1 mil 200 solicitudes.

Recordaron que Mendoza Toro es jubilada de la universidad, a pesar de que alteró su ingreso a la institución para cobrar mayores prestaciones, toda vez que afirma ingresó en 1978 cuando se fundó la preparatoria pero eso significa que entró a trabajar a los 12 años de edad, además se recontrató como profesora de tiempo completo en la prepa y actualmente es secretaria general de la universidad.

Es decir, en suma cobra mensualmente a la UABJO una jubilación, la pensión de viudez en la universidad y el IMSS, su bono como ex rectora, el tiempo completo de la prepa 6 y como funcionaria de primer nivel de la UABJO.

La "primera hija"

Denunciantes añadieron que sin embargo eso no es todo ya que sus hijos, Viviana Monserrat Carreño Mendoza, cobra tiempo completo como directora de la preparatoria y como coordinadora académica. Ella es la encargada de cobrar a cada estudiante de nuevo ingreso, independientemente del pago a finanzas de la universidad, una cuota de 850 pesos supuestamente para el patronato de la institución, pero no entrega recibo y el pago de tiene que realizar en efectivo, lo que representa más de 425 mil pesos. A los reprobados les exige una cubeta de pintura o una silla con paleta, con factura, a fin de acreditar la materia, aunque lógicamente ella ingresa la factura a la contabilidad de la escuela.

Por su parte, su otro hijo, Ángel Hernán Carreño Mendoza, cobra como maestro de tiempo completo en la preparatoria y le crearon en la secretaría general de la UABJO una subdirección para que cobre sin trabajar. Agregan que uno de sus pasatiempos favoritos es acosar a las alumnas e, incluso, entregaron al reportero una conversación en whastsap donde envía una fotografía de su órgano genital a una joven. 

Aseguran que otro de sus vástagos, Nahúm Rubén Carreño Mendoza, también cobra sin trabajar en la prepa 6.

Diplomado en datos personales
El Centro de Educación Continua, Abierta y a Distancia de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (CECAD-UABJO) convocó al Diplomado en línea: Tratamiento y Protección de los Datos Personales.
En un comunicado de prensa se señala que la iniciativa académica tiene como objetivo fortalecer el quehacer de personal del servicio público mediante el desarrollo de conocimientos referentes a los procesos para el tratamiento y protección de datos personales.
Brindará conocimientos a fin de generar las herramientas necesarias en la construcción de políticas institucionales en la materia, en el marco de las iniciativas que impulsa la Máxima Casa de Estudios, que preside el rector Eduardo Bautista Martínez. 
El diplomado que se organiza en coordinación con el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), cuenta con seis módulos, durante los cuales se revisarán ejes temáticos como: Devenir del derecho a la protección de datos personales, Principios que rigen el tratamiento de datos personales y Construcción de políticas institucionales en la materia, por mencionar algunas.

 

Extienden el beneficio familiar

Pero, como decía el presentador de Siempre en Domingo, aún hay más. Su cuñado Benito García Cortés ocupa la dirección de servicios escolares desde hace ocho años, donde cobra excesivas cantidades de dinero para modificar las calificaciones de los estudiantes reprobados. Su esposa, Irasema Mendoza Toro, tiene más de 20 años cobrando tiempo completo en la prepa y hasta hace apenas unos meses se empezó a presentar a laborar.

Refieren que además desde a los estudiantes egresados de las escuelas, facultades e institutos de la UABJO se cobra en la dirección de servicios escolares entre 45 mil y 50 mil pesos para entregarles sus certificados, dinero que nunca ingresa la tesorería de la universidad. 

Mientras la hija, Karla García Mendoza, cobra desde hace nueve años como orientadora sin presentarse a trabajar porque ocupa un cargo en la Secretaría de Salud estatal; su esposo también es catedrático de la UABJO, pero tampoco trabaja porque él tiene un empleo como médico internista del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Ciudad de Oaxaca de Juárez.

Su segunda hija, Ingrid García Mendoza, labora en la secretaría particular de la secretaría general de la administración central, cuya titular es su tía Leticia; y la tercera hija, Concepción García Mendoza, cobra tiempo completo por hora clase y como coordinadora sin serlo, en tanto que su esposo trabaja como catedrático.

Otra sobrina de la ex secretaria general del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), Mariana Melchor Mendoza, cobra tiempo completo en la prepa 6 pero desde hace más de dos años que no se presenta a trabajar.

Compadrazgo

Pero si se favorece a la familia, también se puede apoyar a algunos amigos, así Emilio Osorio Cruz, Said López, Carolina Ortiz, Raymundo Andrés Vásquez y Ari Avendaño Orozco también cobran como catedráticos de la Escuela Preparatoria Número 6 pero no se presentan a trabajar.

Por su parte, Lomelí Sandoval Alarcón, quien trabaja en la Dirección de Notarías del gobierno estatal, desde donde apoya a la ex rectora Mendoza Toro en el registro de sus propiedades inmobiliarias a las que se ha hecho muy adicta, lleva más de cinco años cobrando como catedrático de la institución educativa sin presentarse a trabajar.

“Lo más irrisorio es que según ellos para abatir la corrupción cada año eligen a uno o dos profesores para acusarlos sin fundamento y despedirlos de manera ilegal; la última vez retuvieron a los alumnos de las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde para que acusaran a un profesor de cobrar 250 pesos para pasarlos, pero todo fue un espectáculo montado por ellos, los verdaderos corruptos”, indicaron denunciantes.