Nucatili, la casa de los héroes

René AraujoRené Araujo

La lucha entre los Imperialistas y los republicanos y la creación de la configuración actual del sureste llevó a que su dueño fuera reconocido como el Benemérito de Chiapas, Tabasco y Campeche

El escritor me pregunta inesperadamente ¿Primo, sabes que el hijo de Ángel Albino Corzo era periodista y murió ejecutado en la finca Nucatili?

Donato Corzo Ruiz mantenía la impresión del Periódico La Tijera y fue muerto de dos balazos y golpes de bayoneta en las cercanías  de la casa de esta finca que se localiza a cinco kilómetros del entronque en la carretera vieja en dirección a Villa de Acala.

Sin más, tomamos la carretera vieja y aprovechamos el pretexto de la Fiesta Patronal de este nuevo poblado fundado por un grupo de zinacantecos, quienes compraron la finca Nucatili a su último propietario, don Jorge Godch, a finales de los años 70´s.

Tenemos la intención de hacer algunas fotografías de Los Disfrazados, que son el grupo de niños que se visten con ropajes como los  personajes grotescos que bailan en las fiestas de San Cristóbal, usan máscaras de plástico o de luchadores. No tenemos suerte, pues esta procesión acaba de terminar pero nos encontramos con los grupos que llevan las coloridas ofrendas a la capilla del lugar.

Una frondosa pochota brinda sombra al centro del poblado que apenas cuenta con un ciento de casas en donde viven unos 500 habitantes. Hay algunos puestos en la feria, algunos puestos de fritangas y de dulces están ubicados a su alrededor y entre el polvo de este campo cabalgan algunos caballos que más tarde harán una demostración del arte de la equitación.

Intentamos hacer algunas postales con el sol de mediodía mientras la gente sube un conjunto de escaleras para concentrarse en la sombra de esta antigua capilla.

Piedra en el Cerro es el nombre la lengua chiapaneca le da a Nucatili. Un indígena me da una explicación con la seriedad que se le explican las cosas a los niños; antes los pobladores indígenas construían sus casas con piedras y estas construcciones  se perdieron y luego los ladinos edificaron las casas y las iglesias en el mismo lugar. “Pero los de antes sabían que íbamos a regresar y vivir aquí”.

La capilla guarda las imágenes de San Lorenzo y del Cristo de Esquipulas, el techo recibe desde su entrada las enramas adornadas con roscas de pan y hojas y algunos enseres de plástico. De construcción de adobe y yeso, la pequeña edificación acompaña a dos edificio situados al lado de un patio amplio, es la construcción de la casa Ángel Albino Corzo.

Cuántas cosas se habrán vivido debajo de los techos de tejas en este lugar. Con asombro cómplice Mario Nandayapa, el escritor y poeta que me acompaña, me va explicando las peripecias del procer originario de Chiapa de Corzo. Sus andanzas con Benito Juárez, la lucha contra los conservadores, la constitución del Estatuto Orgánico de Chiapas, la batalla de octubre de Chiapa de Corzo. Los conceptos de la Universidad de Estado y la Normal Indígena, la Guerra de Reforma y su lucha a lado de Benito Juárez.

Tantas aventuras del siglo XIX donde un chiapaneca participó y aún todavía las vamos reconociendo. La lucha entre los Imperialistas y los republicanos y la creación de la configuración actual del sureste llevó a que el dueño de la finca Nucatili fuera reconocido como el Benemérito de Chiapas, Tabasco y Campeche.

Mientras caminamos, vamos suponiendo los lugares donde pudieron darse los enfrentamientos que protagonizaron los defensores de Nucatili ante los seguidores del gobernador Pantaleón Domínguez, suponemos que en tal arco o pilar debió quedar el cuerpo del hijo del General liberal Ángel Albino Corzo. La procesión de jinetes llega a este patio donde hacen bailar los caballos.

Antes de regresar a Tuxtla, nos invitan a comer en el patio de una casa preparada para recibir a los invitados de esta fiesta. Comemos la carne estofada de pie en pequeñas cazuelas de barro, junto a los peregrinos del barrio de San Miguel de Chiapa de Corzo. Nos preguntan si nos vamos a quedar para el baile popular donde un grupo tocará a un costado de la ceiba central, pero nos escapamos y en el regreso el escritor me refiere ente risas: “Primo, el director de la Tijera, el hijo de Ángel Albino Corzo, puede ser el primer periodista asesinado en Chiapas”.

#Nucatili#chiapas#tabasco#campeche