Se seca un lago en la Selva Lacandona; indagan causas

ReformaReforma

METZABOK FUE DECRETADO EN 1998 como área natural de protección de flora y fauna para contribuir con el aprovechamiento y conservación de los recursos naturales, con una extensión de 3 mil 368 hectáreas.

Un lago del sistema de lagunas de Metzabok, en la Selva Lacandona de Chiapas, quedó seco, sin que se conozcan las causas.

"El sábado en la noche apareció completamente seca, pero desde hace una semana la comunidad lo estaba monitoreando para cuidar las especies", dijo Armando Valenzuela, habitante de la zona.

Unos 150 residentes recogieron peces y los pasaron a otros lagos, aunque algunos se usaron para consumo de las familias.

Pobladores reportaron el fenómeno a través de fotografías y videos divulgados en redes sociales.

"No queda nada en lo que era una gran extensión de agua y un lugar de turismo", afirma un lugareño en un video.

Donde antes había una extensión aproximada de 20 hectáreas de agua, ahora sólo se observa tierra erosionada.

Hay 10 lagos más pequeños que se secan cada año y los otros reducen su nivel, comentó Valenzuela.

El lago principal de la comunidad Tzibaná mantiene un buen nivel agua para seguir realizando las actividades eco turísticas de las que vive el poblado.

Metzabok fue decretado en 1998 como área natural de protección de flora y fauna para contribuir con el aprovechamiento y conservación de los recursos naturales de la zona, con una extensión de 3 mil 368 hectáreas.

Considerado sitio sagrado de la cultura Maya, Metzabok también forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera de la Unesco.

De acuerdo con información oficial, los lagos de Metzabok son alimentados por diversas corrientes de agua, incluidas las que provienen del Río Usumacinta, de los más caudalosos del País.

Fuentes de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas informaron que emprendieron un análisis para conocer la causa real del descenso de agua, aunque adelantaron que la baja de precipitaciones de este año ha sido un factor.

CHIAPAS REPORTA SEQUÍA EXTREMA EN ALGUNOS MUNICIPIOS

La canícula o sequía intraestival sí le ha pegado al estado de Chiapas. Durante el mes de julio y lo que va de agosto  las autoridades han reportado  que la mayor parte de la entidad ha padecido de una situación que va de anormalmente seco a sequía extrema.

El reporte del Servicio Meteorológico Nacional  de la Conagua indica que la parte más crítica hasta el 31 de julio la padecen cuatro municipios, principalmente Benemérito de las Américas, enclavado en la Selva,  con una situación de sequía extrema.

Algunos municipios que comprende la región de Marqués de Comilla, Palenque, La Libertad y Catazajá han  padecido una situación de sequía severa; en total esta condición abarca un 7.2 por ciento del territorio estatal, indicó el reporte.

Según el SMN más del 38  por ciento del territorio chiapaneco  padece una situación de sequía moderada y comprende municipios de las regiones  Maya, Selva, Tulijá, Soconusco, Metropolitana, Bosques y parte de la Frailesca.

Mientras que el 21 por ciento del territorio, que comprende municipios de las regiones, Metropolitana, Altos, de los  Llanos, Frailesca, Costa, Valle Zoque, Mezcalapa, De los Bosques y Norte tienen una condición anormalmente seco.

En total son 68 municipios que padecen alguna de estas situaciones; cuatro han reportado  sequía extrema, 8  sequía severa, 56 sequía moderada y 46 han presentado  condiciones anormalmente secas.

Las condiciones son diferentes a las registradas en  el mismo periodo  del 2018, pues hasta el 31 de julio de ese año no había ni un municipio con condiciones de sequía extrema, 

solamente se tenía sequía severa  en once municipios y  sequía moderada en 39 y con condiciones anormalmente seca en 52 municipios, lo que indica que las precipitaciones han sido menos durante este año.

Actualmente el 21.2 por ciento del territorio estatal no registra afectaciones por la falta de precipitaciones; ello indica que en esa extensión territorial se han presentado condiciones normales de precipitaciones.

En lo que respecta a las cuencas, el reporte indica que en la cuenca de la Costa de Chiapas el 23 por ciento ha padecido una condición de anormalmente seca y el 22.1 por ciento ha padecido sequía moderada y el 54.3 por ciento no ha registrado afectación.

En la Cuenca del Grijalva-Usumacinta la situación ha sido diferente puesto que el 4.1 por ciento ha padecido sequía extrema, el 9.4 por ciento sequía  severa, 38.3 por ciento sequía moderada y el 31.8 ha registrado condiciones anormalmente secas. Tan sólo el 16.3 por ciento de esa cuenca no ha registrado afectación.

#lago#desastrenatural#chiapas