Relevo en el ISSSTE, en cuenta regresiva

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

A funcionarios del ISSSTE se les vino la noche

El cierre parcial de áreas como el nuevo edificio donde se brinda el servicio de urgencias, tococirugía y quirófanos, es la medida de presión que trabajadores del Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE alistan a más tardar el viernes 16 de agosto no es destituida o renuncia la directora general, María del Carmen Cruz Parada.

“Sería una medida preventiva porque las condiciones en que se encuentra el nuevo edificio es de alto riesgo y queremos impedir que haya algún accidente”, aseguró uno de los trabajadores inconformes que pidió el anonimato porque asegura ha enfrentado acoso y hostigamiento laboral.

Visita del Comité Nacional del Sindicato del ISSSTE

Apenas el jueves pasado el vicepresidente del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, Helaedio Ramírez Chávez, se reunió con directivos y trabajadores en el auditorio de ese hospital, incluida Carmen Cruz.

En un video grabado por personal que acudió a dicha reunión precisó que ante “lo que se ha hecho y no se ha hecho se tendrá que proceder en consecuencia dando observancia a la norma”.

Buscan responsables

E insistió “quien tenga responsabilidad en hechos de consumados, sea de lado de la administración o algunos compañeros que salgan involucrados la Ley se tiene que aplicar y de esa manera se pone orden”, de otra forma serían una serie de comentarios que lastiman la relación entre trabajadores.

Se habló de una mesa resolutiva para atender cada tema como el de lavandería, porque ya se tiene el diagnóstico de la problemática. “Lo que queremos es que el Hospital siga su marcha” y para ello “tenemos que fijar cuándo se va a resolver cada problema”.

Se consideró que esa reunión pudiera ser antes del viernes 16 de agosto, ya que ese día es el plazo fijado para la salida de la directora Cruz Parada.

Insisten en salida de la directora

“Lo que quiere la base trabajadora es una solución inmediata y sin plazos. Primero es la destitución de la directora, en ese contexto no habrá ninguna negociación si no se va ella y sus colaboradores”, refirió otro de los trabajadores inconformes.

Su salida, coincidieron, daría otro panorama al hospital y se buscaría la solución de los problemas con quien se nombre en su lugar, “porque ahora no hemos llegado a nada”.

Denunciaron que desde que se expresaron inconformidades por las condiciones en que empezó a operar el nuevo edificio se agudizaron problemas como la falta de presión de agua potable, templada y caliente “porque no se están atendiendo”.

También “se han acumulado bacterias en el aire limpio que se utilizan en quirófanos y todo el edificio de urgencias que fue entregado entre vicios de corrupción”, abundaron.