Lastran a Salud pasivos por 8 mil mdp

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Alejandro Murat explica el pesado pasivo que carga el sector salud.

El sector salud de Oaxaca presenta una crisis financiera por un monto mayor de los 8 mil millones de pesos, por una deuda de 5 mil millones de pesos y el requerimiento anual de mil 700 millones de pesos que no se tienen para el pago de trabajadores regularizados y eventuales, así como 500 millones de pesos más a fin de cumplir con prestaciones laborales que no contempla el contrato colectivo de trabajo, afirmó el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

En el contexto del paro de laborales de los trabajadores del Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso por la falta de medicamentos, el titular del Poder Ejecutivo reconoció que este déficit presupuestal incide directamente en la prestación de los servicios. 

Federalizar la nómina

En conferencia de prensa en el auditorio del palacio de gobierno, sostuvo que por esta razón solicitaron al gobierno de la República la federalización de la nómina del sector salud estatal, que en este momento realiza una evaluación de sueldos y salarios, “porque el problema es muy grave”. 

Dijo que su administración heredó una deuda de casi 5 mil millones de pesos del gobierno anterior, porque como no se tenía dinero se dejó de pagar al Sistema de Administración Tributaria (SAT), lo que asciende a casi 4 mil millones, y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) casi 1 mil millones. “Lo que se va a plantear es que se condone la deuda del SAT y se haga un esquema de pagos a 20 años al ISSSTE, este esquema nos permitiría sanear esta deuda financiera que tiene el gobierno de Oaxaca”.

Añadió que también el sector salud registra un déficit anual de 1 mil 700 millones de pesos porque el gobierno estatal paga a los trabajadores regularizados, federalizados y eventuales. “De los 15 mil trabajadores más o menos 8 mil están en este supuesto”.

No hay recursos

El mandatario estatal explicó que varios de los problemas que se tienen en el sector son por este motivo. “Esto viene desde hace más de 10 años, porque en el esquema actual el gobierno federal paga el 80 por ciento de la nómina y el gobierno estatal el 20 por ciento. Claramente no hay recursos para esto, por eso estamos empujando para que el gobierno federal absorba la nómina; ellos harán un diagnóstico y en función de ello se tomarán determinaciones”.

Manifestó que además se paga 500 millones de pesos más en prestaciones laborales que no contempla el contrato colectivo de trabajo. “Hay algunas prestaciones que ya son derechos adquiridos, pero hay otros que no, entonces se debe realizar una evaluación de la nómina de manera inteligente”.

Se pagarán salarios y prestaciones

“Es un tema que atendemos, no se ha dejado de pagar a nadie y no lo vamos a hacer, pero una vez que se haga el diagnóstico de la federalización el gobierno federal determinará cuál es la ruta que habrá de seguirse”.

Comentó que de los 15 mil trabajadores del sector, 30 por ciento son administrativos y la realidad es que hay que evaluar entonces si se quieren más enfermeras o médicos o se quieren más trabajadores administrativos. 

Subrayó que también se requieren 1 mil 600 millones de pesos para certificar los más de mil centros de salud en la entidad, que es un requisito indispensable que exige el Seguro Popular; “una cantidad importante que se tendrán que canalizar en los siguientes años”.

Reciben desabasto de medicinas

Murat Hinojosa señaló que en el caso de la dotación de medicamentos su administración recibió el estado con un abasto del 30 por ciento. “El año pasado cerramos con el 85 por ciento y este año con los ajustes que hizo el gobierno federal en la compra consolidada, apenas se llevó a cabo la adquisición de medicamentos y ni siquiera salieron todas las claves por lo que hay un desabasto en el país, no solo en Oaxaca”.

Destacó que aunque ha bajado un poco el abasto de medicinas, “la situación se va a estabilizar porque el recurso existe, ya que nunca se ha comprometido”.