Xhunashi Caballero, motivada tras medalla

Feliz por haber subido al podio y seguirá trabajando fuerte para continuar mejorando, indicó en entrevista con Xtremo.

Contenta y disfrutando su tercera medalla en Juegos Panamericanos se encuentra la karateca Xhunashi Caballero Santiago luego del bronce en Lima 2019.

“Estoy muy feliz porque para mí es una competencia muy importante en el ciclo olímpico. Estos juegos nos dan puntos para el ranking mundial ni son clasificatorios a Tokyo 2020 pero es una de las mejores contienda del mundo.

“Entonces, era muy importante participar para evaluar el nivel, conocer nuestro rendimiento físico y también ver el factor anímico. Y luego del resultado me siento muy feliz”, externó en entrevista con Xtremo Noticias luego de haber subido al podio en la máxima competencia continental.

Xhunashi Caballero relató que de alguna manera no fue fácil adaptarse al clima de Perú a su llegada; sin embargo, es una de sus representaciones de México que más ha disfrutado, “estoy disfrutando todo al máximo”, asestó contenta.

Sobre los combates que sostuvo, sin duda, reconoció que la rival más dura y difícil fue la peruana Alexandra Grande, con quien cayó en semifinales, y no sólo por su buen nivel y experiencia sino por estar en casa con el apoyo de todo el público del gimnasio en el momento de la competencia.

“El rival más duro fue Perú. Ella es una de las mejores del mundo y más aún estando en su país y con todo el apoyo de su gente, sabía que iba a ser difícil la pelea”, comentó la artemarcialista originaria de Ciudad Ixtepec, región del Istmo, Oaxaca.

Caballero Santiago añadió su satisfacción por haber sentido nuevamente ese tatami panamericano, el cual “sólo puedes pisar cada cuatro años tras varios esfuerzos por obtener la calificación”, recordó.

El trabajo fuerte en la preparación para seguir mejorando, fue lo que le transmitió la seguridad para encarar los combates de la fase de grupos y de conseguir meterse a la zona de medallas.

“Yo sabía que he entrenado más y que no hay secretos, sólo la buena preparación. El trabajo duro es importante y ya lo habíamos hecho, por eso sólo salí a disfrutar el tatami. Y doy gracias a Dios que me permitió obtener otra medalla más de Juegos Panamericanos”, agregó la karateca de 29 años de edad.