Arte chicano en el Mupo

El público podrá apreciar piezas de diferentes técnicas y formatos.

Desde el pasado sábado, el Museo de los Pintores Oaxaqueños (Mupo) exhibe: Construyendo puentes en época de muros: Arte chicano/mexicano de Los Ángeles a México. El sábado fue inaugurada la exhibición itinerante que trae la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el Gobierno del Estado y la fundación AltaMed Health Services.

Cabe recordar que la muestra inició con una gira nacional en septiembre de 2018 en la Ciudad de México, para continuar en Nuevo León y otras entidades del país. Después de Oaxaca, se exhibirá en Guadalajara y finalizará en Tijuana.

En la apertura de la exposición, Cástulo de la Rocha, coleccionista de la obra, destacó que la exhibición ha recorrido diversas ciudades y en todas han tenido una cálida bienvenida; “tenemos el privilegio de traer el arte chicano a los ciudadanos mexicanos y por todo el país hemos recibido apoyo. El objetivo es acercar la cultura chicana mexicana a los mismos mexicanos y reflejar en esas pinturas nuestras similitudes, acercar nuestras poblaciones, los mexicanos y los mexicanos viviendo en Norteamérica”.

“Son más de 40 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos; tenemos mucho más en común que diferencias, hoy en día con mucha más razón debemos de juntar a nuestras comunidades, tenemos un futuro muy positivo y a pesar del muro que nos divide, nosotros debemos de generar puentes”, manifestó. 

Construyendo puentes en época de muros: Arte chicano/mexicano de Los Ángeles a México explora el carácter híbrido de la cultura chicana a través de cinco importantes temas: Diamantes rebeldes del sur; Imaginando paraísos; Extranjeros en su propia casa; Mapeo de identidad y Superando las separaciones en la dualidad cultural.

Desafía estereotipos

Julián Bermúdez, curador de la exposición, explicó que este movimiento artístico desafió la categorización y los estereotipos ampliamente divulgados entre la población anglosajona, así como en los centros educativos públicos, en donde se pregonaba que los latinos eran demasiado inferiores para lograr un nivel de vida de clase media.

"Al ampliar la perspectiva de la apreciación del arte chicano y latino más allá de su hogar estrictamente geográfico, esta exposición pone de manifiesto los inexorables lazos que estos artistas tienen con México, y cómo éstos trascienden la identidad individual y las fronteras”, señaló.

La muestra organizada por el INBAL y AltaMed Health Services de Los Ángeles, exhibe en el Mupo sus cerca de 53 obras de diferentes coleccionistas y reúne a 29 artistas de diversas generaciones, originarios del sur de California y con ascendencia mexicana. El conjunto de la exposición destaca la conexión cultural de los artistas, entre su herencia mexicana y la experiencia estadounidense y cómo su arte conecta a ambos países.