Programan paro hoy en el Hospital Civil

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Cierra hoy el Hospital Doctor Aurelio Valdivieso.

La falta del pago del Fondo de Ahorro Estatal Capitalizable y otros bonos de bajas percepciones, junto con la carencia de insumos y medicamentos llevaron a la base trabajadora del Hospital General doctor Aurelio Valdivieso a decidir parar servicios hoy lunes.

La problemática, a decir del secretario general de la subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán, llegó a un límite.

“Venimos acarreando desabasto desde hace cinco meses atrás, pero llegamos a un nivel insostenible del 20 o 25 por ciento, nos compran hoy y ya mañana ya no hay”, aseguró.

Se estima que con la suspensión de servicios se dejarán de otorgar por día hasta mil consultas de las distintas especialidades y alrededor de 20 cirugías programadas, además de que tampoco funcionará el área de laboratorio.

La atención se limitará a las urgencias médicas. La medida de protesta se levantará “dependiendo de la atención que le de el Secretario de Salud (Donato Casas Escamilla)”, puntualizó San Germán, quien aseguró que la suspensión del servicio es una decisión inaplazable.

El acuerdo para suspender la mayoría de los servicios del hospital de concentración para quienes carecen de seguridad social y sólo cuentan con Seguro Popular, se tomó la mañana del viernes en una asamblea informativa posterior al encuentro que la tarde del jueves tuvieron delegados sindicales con Casas Escamilla por el retraso del pago del FAEC.

No suspendieron el jueves

Aunque la Sección 35 del SNTSA determinó iniciar una asamblea permanente desde el jueves por la mañana, el hospital Valdivieso no suspendió el servicio y operó con normalidad.

El retraso en el pago anual de ese fondo llevó a trabajadores a decidir cerrar el hospital este lunes, ya que unos 800 regularizados y formalizados no han recibido el pago que como máximo se aplicará el jueves.

Además de ese retraso, el dirigente sindical consideró que “el Hospital está pasando por una crisis de falta de mantenimiento en general” y para constatarlo basta ver las condiciones de las regaderas y los sanitarios de los pacientes, o camillas que no funcionan porque les faltan las llantas.

A diferencia de otros años, en éste los servicios en el Hospital se vieron afectados en febrero, cuando médicos internos protestaron por la falta de dotación de uniformes.