Se elevan en 400 % cuotas a comerciantes en Salina Cruz

El adulto mayor se quejó del desmedido incremento en las cuotas de derecho de piso

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Comerciantes de vía pública se dicen hostigados por los continuos cambios en el pago del derecho de piso al Gobierno Municipal, cuyas cuotas se han elevado en 400 por ciento en lo que va del año.

De manera reiterada, los vendedores ambulantes, fijos y semifijos que se ubican en el primer cuadro de la ciudad, expresaron su inconformidad por este desmesurado incremento en la administración del presidente municipal Juan Carlos Atecas Altamirano.

Indicaron que de manera progresiva, el Gobierno Municipal está aumentando el pago de los derechos para autorizarles expender su mercancía.

Numerosos han sido los agravios contra los comerciantes de menores recursos económicos, indicaron los quejosos.

Al pedir reservar sus identidades para no comprometer la situación legal de sus locales, denunciaron la actitud soberbia con que los funcionarios municipales les exigen el pago.

De no pagar las altas cuotas, son amenazados con el posible retiro de sus locales, que son el sostén económico de estos comerciantes, que en su mayoría son mujeres y adultos mayores.

Adulto mayor se queja de altas cuotas

En medio de esta incertidumbre, Juvenal Ramírez, comerciante semifijo que vende tomate, cebolla, papa, ejotes, pan y flores, así como otros productos de manera eventual, dijo que de esta actividad económica depende el sostén de su familia.

Este adulto mayor manifestó que durante la administración anterior, el pago diario por el derecho a vender sus productos era de diez pesos.

Pero desde el inicio del gobierno morenista, la cuota se incrementó a 15 pesos en el pasado mes de junio.

Agregó que en julio el costo ya era de 17 pesos y para agosto subió de plano a 40 pesos diarios.

Demostró su queja con los recibos que le entrega el personal municipal para comprobar este pago.

Dijo que este desmedido incremento ha mermado las ganancias de él y de todos los comerciantes de bajos recursos.

Tan es así, que el local de su sobrina que se ubica justo enfrente del suyo, tuvo que ser cerrado al no tener ganancias.

Explicó que la venta de sus productos no le reportan ganancias suficientes, como para pagar las cuotas que le permitan continuar con esta actividad.

Al paso que llevan, seguramente los costos se incrementarán aún más, pues no parece que haya un límite de parte de la autoridad municipal, se lamentó.