Se amplía declaración patrimonial: INAI

El INAI pidió que se revelaran saldos completos y actualizados de cuentas de banco e inversiones bancarias o financieras de los funcionarios públicos.

"Los funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno deberán de informar en sus declaraciones patrimoniales de los bienes de familiares directos y parientes, a fin de servir de diques a la corrupción que históricamente ha envuelto el trabajo de los empleados de la administración pública", informó el comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Javier Acuña Llamas.

Después de inaugurar la Jornada estatal por la armonización legislativa en materia de archivos, en el auditorio de la Ciudad de los Archivos, señaló que los formatos de la declaración patrimonial y de interés fueron aprobados el pasado miércoles, mismos que entrarán en vigor a partir de enero del 2020. 

Comentó que el INAI propuso hacer más transparente la denominada declaración "tres de tres", porque los funcionarios públicos están considerados como una mala expresión de los oficios públicos.

“Entonces, como hay tanta suspicacia, como hay tanta duda, tanta desconfianza y tantas demostraciones de corrupción, dijimos que era conveniente que se perfeccionaran los formatos y se pudiera llegar al máximo de conocimiento de los datos de los terceros cercanos del funcionario público: hijos, cónyuges, primos, sobrinos, los parientes, las suegras, cuñados, etcétera, porque también se diluye entre ellos los haberes indebidos de dinero”.

Añadió que, por ejemplo, en los estados se conoce la gente de toda la vida, "de tal manera que los conocimos cuando eran humildes, sencillos, mal vestidos y que apenas andaban en camiones del transporte público y vivían en una modestísima vivienda, y de repente, al paso de pocos años y habiendo tenido puros oficios públicos, tienen ingresos que ningún matemático podría permitirse hacer una especulación de la inmensa fortuna que ahora tienen. Algunos personajes son testimonios vivos y vivientes de una corrupción que ha permitido que mucha gente, pero poca en referencia al país, se haya enriquecido de una manera tan abusiva”.

Expresó que sin embargo los formatos tenían que llegar a más y no se pudo. “El INAI pidió que se revelaran los saldos completos y actualizados de las cuentas de banco e inversiones bancarias o financieras de los funcionarios públicos, porque de esa manera se pone de manifiesto la evolución patrimonial, pero no se aprobó”.

Acuña Llamas manifestó también que es una pena que a estas alturas, cuando se había logrado vencer en el tiempo y la distancia el argumento de la peligrosidad que ha rodeado a los funcionarios públicos, se retome el argumento para evitar una total transparencia en la declaración.

“La inseguridad, -que no se ha aminorado, incluso se han incrementado en muchos lugares-, pero con esa situación no vamos a saber casi nada; con ese argumento se podría argüir cómo vamos a dar a conocer el presupuesto de una dependencia si la pueden estar asaltando, porque se presume que al menos tendrá algún tipo de flujo o bienes; la verdad es que este tipo de expresiones nos llevan a mal puerto y es penoso que esa haya sido una de las razones, aunque desde luego sabemos que el bien patrimonial es un dato sensible, pero el que se alquila para estos cargos tiene que saber que tiene una contribución mayor”.

Explicó que la información sobre salarios y prestaciones de los funcionarios públicos se va a tener que enterar cuando se presente la declaración patrimonial, pero no se hará pública, ya que solamente las autoridades la van a poder conocer si es que se tiene un proceso de investigación del servidor público.