Luna Ortiz trasciende fronteras

La luz primera

Luna Ortiz nació en esta capital oaxaqueña, tal vez en primavera, cuando se deja escuchar el concierto de los pájaros en nuestros frondosos árboles; desde luego que sus padres velaron por su educación, hasta llegar a inscribirse en la Facultad de Bellas Artes, dependiente de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, donde obtuvo la Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales.

También tiene la especialidad en Arte Contemporáneo, la cual realizó en el Centro Cultural “La Curtiduría”, dependiente de la UABJO, participando en los talleres de gráfica de Oaxaca, ampliando su interés en talleres de litografía y grabado sobre metal en La Ceiba Gráfica de la ciudad de Xalapa, Veracruz.

Con estos conocimientos adquiridos, su inquietud persiste iniciándose en el taller “Bambú”, con nuevas creatividades. Por la persistencia y búsquedas en sus trabajos, ha sido ganadora de premios y distinciones como son: Becaria FONCA, con el proyecto “Hilvanando un gesto", fue seleccionada para puntos de encuentro en el tercer festival de Artes Visuales, Oaxaca, en el Museo del Palacio.

Además, fue seleccionada para la exposición “Grabadoras Mexicanas del Bicentenario” en la Ciudad de México; recibió mención especial por el Ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca por la gráfica titulada “Justicia a mi padre”.

Su trabajo ya ha sido mostrado en la Universidad de Wisconsin y en otras partes de los Estados Unidos; en nuestro país, en Guadalajara, Guanajuato, Ciudad de México, Durango, San Luis Potosí y en el estado de Oaxaca en varios lugares como Juchitán, en diversas galerías en forma colectiva.

Creadora

Luna Ortiz es una artista plástica, muy creativa, busca la imaginación del ángulo en que desarrolla su actividad; le atrae el pasado, el presente, desliza el pincel para llevarnos a la recreación de un tema de interés. Puede ser la belleza de una mujer mostrando las líneas monumentales del cuerpo humano, las vivencias marinas.

Un total colorido en la forma creativa de un arte plasmado en el óleo, la gráfica que le atrae o el grabado que la aprisiona en algo que trata con gran interés, donde destacan en esa obra algunas de mucha concreación; otras, en cambio, surgen de la imaginación de la artista que trabaja arduamente para exponer, ya sea aquí o en otro sitio donde pueda asistir el público interesado en las obras de arte de los artistas oaxaqueños.

Crítica

Yo veo en la obra plástica de Luna Ortiz, un aprendizaje constante con un interés de por medio donde trata finamente las figuras, los temas, estéticamente hablando de la persistencia en su obra. Su anhelo está en ella misma, en su búsqueda, en su perfección para ofrecernos algo diferente pero que a su vez, desea encontrar el motivo de una expresión única, pues que no es repetitiva en los temas que hoy nos ocupan. Quiere ser ella y lo está logrando en el campo de la superación.

Por eso mismo, su obra es bella, tiene expresión propia de las pinceladas con delicadeza para mostrarnos algo único, inigualable con algo quizá parecido. Se nota su preocupación por ser mejor cada día, hay entusiasmo por plasmar novedades, eso es bueno en el ánimo del artista de la talla de Luna Ortiz, que ha recorrido parte del estado de Oaxaca para observar todo lo que ofrece un pueblo con tranquilidad en su esmero cotidiano, pues ella no da muestras de ser tradicionalista, sino creativa, imaginativa, dejando su huella con seguridad.