Inician comparecencias por represión en Nochixtlán

Archivo NVI Archivo NVI

Un notario público y un ex subsecretario general de Gobierno,involucrados en el llamado Operativo Oaxaca, fueron citados a declarar por la Fiscalía General de la República (FGR), que investiga la represión de las policías Federal y Estatal en Asunción Nochixtlán, donde murieron ocho personas.

El presidente del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de Junio de (Covic), Santiago Ambrosio Hernández informó que el notario público número 65, Fortino Figueroa Montes compareció ante el Ministerio Público Federal para aportar información sobre su actuación, especialmente por dar una fe de hechos.

Pues –subrayó–, certificó que los policías únicamente portaban equipo antimotín, “cuando en la realidad llevaban armas largas y cortas, que utilizaron para matar a nuestros compañeros". 

Además, destacó que Figueroa Montes declaró como cierto un número inferior de gases lacrimógenos, porque se utilizaron más de mil durante la represión.

“Su actuar está en entredicho, porque certificó hechos que no correspondieron a la realidad”, anotó.

De esta manera, detalló que el Ministerio Público Federal requirió al notario público presentar su protocolo de actuación, para ser integrado a la carpeta de investigación, y así conocer quién lo llamó a certificar, la hora de la certificación y cómo certificó.

“Son elementos que necesita aportar para seguir el proceso”, apuntó.

Resaltó que el ex subsecretario de Operación Regional de la Secretaría General de Gobierno (Segego), Rodrigo Velásquez García fue citado también a comparecer, pero no acudió ante el Ministerio Público Federal, sin presentar alguna notificación.

“Esperamos que en un plazo de tres días, la FGR lo cite nuevamente y establezca una medida de apremio para que no se rehúse a declarar”, añadió.

Aparte de esto, el dirigente dijo que el Covic recurrirá a las movilizaciones para presionar a la FGR a citar a declarar al ex director de la Policía Federal (PF), Enrique Francisco Galindo Ceballos, porque así lo ha ordenado el Poder Judicial Federal en una resolución.

“No hay razón para que no sea llamado, ya hasta se localizaron sus domicilios particulares en San Luis Potosí, donde reside”, terminó.