Tráfico de licencias sanitarias en SSO

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Donato Casas Escamilla, mar de fondo

Una vez que Ricardo García Merino fue destituido de la jefatura de la Unidad de Calidad Sanitaria de los Servicios de Salud de Oaxaca, y que Catarina Carreño González dejó de ser jefa del departamento de Insumos y Regulación de Servicios de Salud, trabajadores sindicalizados denunciaron la existencia de una red de corrupción que involucra a esos dos ex funcionarios y otros seis, incluido personal de base.

Los servidores públicos involucrados eran parte de la Dirección de Regulación Sanitaria, la cual está encargada de otorgar diversos tipos de permisos y licencias sanitarias a clínicas y hospitales particulares, así como a farmacias y establecimientos de todo tipo que manejen alimentos y bebidas o que requieren una verificación de la higiene con que prestan el servicio.

Las pruebas

Personal sindicalizado que pidió el anonimato, proporcionó copias simples de una serie de trámites que realizan farmacias y clínicas que han tramitado permisos sanitarios de construcción, los cuales incluyen formatos con planos clonados y alterados con los datos de un Director Responsable de Obra (DRO) que nunca avaló el diseño ni la elaboración de éstos.

El personal que denuncia la red de corrupción señala también la “confabulación” de una persona que labora en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Sin titular

La Dirección de Regulación Sanitaria carece de titular desde el pasado viernes porque Claudia Rodríguez Cortés, quien estuvo tres meses en el cargo, fue destituida.

Rodríguez Cortés llegó en mayo pasado en sustitución del ex director de Regulación Sanitaria Mario Martínez Rojas, quien estuvo en el cargo poco después del inicio de administración. De ambos funcionarios, los trabajadores solicitan que su desempeño sea investigado.

En particular, denunciaron que además de que Claudia Rodríguez caía en un conflicto de interés al ser “juez y parte” al regular clínicas de belleza como la que ella promociona, carece de cédula profesional como especialista en medicina estética, cirugía plástica o cualquier otra subespecialidad, ya que su cédula número 5570678 avala sus estudios como médico general egresada de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca en 2008.

Antes de Martínez Rojas, fue nombrado al frente de la dirección Sergio Carrillo Pérez, pero sólo duro cuatro meses en el cargo porque el delegado sindical en ese centro de trabajo, Juan Cruz Ríos, pidió su destitución “porque no cedió a sus chantajes para el control de los plazas de trabajo ni accedió sumarse a los actos de corrupción” que estiman iniciaron desde el año 2015, “si no es que antes”.

Extorsión

Las quejas de propietarios de establecimientos que eran extorsionados e intimidados con un cierre o el atraso en sus trámites si no pagaban en efectivo o en especie “los favores”, dieron pie a que el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, enviara en abril pasado a una coordinadora de unificación, Adriana Altamirano Rosales, quien consideran los trabajadores entrevistados dio pie a las destituciones.

Como saben que existen al menos seis colaboradores más que siguen coludidos.

Denunciaron que este lunes Cruz Ríos realizó una asamblea sindical con la que pretende solicitar la salida de al menos tres funcionarios que se integraron de manera reciente.