Anarquía en planes insignia de AMLO

ArchivoArchivo

CIUDAD DE MÉXICO 04-Aug-2019 .-Por carencia de diseño, planeación y conocimiento, en los primeros seis meses del año, cinco programas insignia de la nueva Administración acumulan un retraso de gasto de más de 21 mil millones de pesos.

El porcentaje de retraso frente a lo presupuestado para el primer semestre del año es de entre 16 y 70 por ciento, según el programa, muestran datos de la Secretaría de Hacienda.

"El principal problema ha sido la falta de diseño, planeación e identificación de la problemática de este tipo de programas, nunca quedó realmente claro cuál era el propósito o la población objetivo", explicó Alejandra Macías Sánchez, investigadora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En cantidad sobresale el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que en el primer semestre presenta 10 mil 474 millones de pesos retrasados en su gasto, con un avance financiero de sólo 32 por ciento respecto a lo programado para el periodo, según datos de Hacienda.

Enfocado en dar becas para capacitación de jóvenes, el programa no contempla que 80 por ciento de su población objetivo son mujeres que no necesariamente están desempleadas sino que tienen trabajo no remunerado como cuidado de niños o adultos mayores, lo anterior dificulta cumplir con la meta, dijo Macías Sánchez.

Otro programa que sobresale por monto es Sembrado Vida que debía gastar 10 mil 249 millones de pesos, pero sólo ejerció 3 mil 997, un retraso de 61 por ciento.

Este dinero debía gastarse para fortalecer la autosuficiencia alimentaria mediante cultivos tradicionales y el sistema de milpa.

La especialista destacó que el plan está sectorizado en la Secretaría del Bienestar y no en la Comisión Nacional Forestal (Conafor) que se dedica a esa labor, resaltó Macías Sánchez.

"También hay subejercicio porque no ha podido implementar los programas por falta de conocimiento o falta de experiencia", destacó.

Sembrando vida tiene 11 veces más de presupuesto que el programa de Desarrollo Sustentable de Conafor, refirió.

El programa con mayor retraso, Crédito Ganadero a la Palabra, debía de haber gastado 3 mil 153 millones de pesos en el primer semestre en apoyos en especie y capacitación, pero sólo movilizó 925 millones, lo que significa un retraso de 70 por ciento, según datos de Hacienda.

Sánchez, dijo que en la Secretaría de Agricultura hay poca idea de la política agrícola a seguir, además con la política de austeridad han quitado funcionarios y remplazado plazas con gente de poco conocimiento, lo que afecta la operación de los programas.

En menor medida el Programa de Microcréditos para el Bienestar lleva un avance de 50 por ciento, lo que significa 621 mil pesos programados que no se gastaron. De igual forma, el programa de Producción para el Bienestar de la Secretaría de Agricultura acumuló mil 461 millones de pesos retrasados.