Celebra iglesia liberación de presidente de Huixtán

San Cristóbal de Las Casas.- Rodrigo Aguilar Martínez, obispo de la Diócesis de esta ciudad, celebró que el presidente municipal de Huixtán, Javier Sebastián Jiménez Sántiz, y dijo esperar los demás problemas en la entidad como la presentada en Río Florido, Ocosingo, se vayan resolviendo favorablemente para la sociedad en general.

Al concluir la misa de medio día de este domingo, el prelado dijo que ve con alegría se van resolviendo los problemas como el de Huixtán, aunque en Río Florido no se ha resuelto del todo, ya que aún siguen policía retenidos, “pero ya pude pasar por ahí sin contratiempos. Hay esperanzas de que se vayan resolviendo satisfactoriamente  para todas las partes”.

“El corazón se ha torcido de muchas personas” refirió tras comentar de los hechos violentos que se han presentado en San Cristóbal, “ya no ven lo ético, lo bueno, lo malo, sencillamente ven lo que necesito y lo que hace falta y haber como lo resuelvo con mis propias fuerzas y abusando de otros, de una manera egoísta desgraciadamente, hay pérdida de valores humanos y es necesario rescatar a la familia, que vaya ayudando a que de sus hijos formen buenos ciudadanos, buenos cristianos”.

A pregunta expresa del encarcelamiento de la alcaldesa  y síndico de Chalchihuitán, espera que se haya tomado la decisión de solución, ya que es un problema “que se ha ido arraigando y ojala que se den pasos escuchando y resolviendo con la participación de todos”.

Por último, en el tema migratorio informó que han reducido las personas que llegan a las casas de migrantes, pues son más los que dejan atrapar por coyotes o polleros, y personas que luego hacen negocios chuecos “con niños o mujeres, es una tristeza, es un dolor, que se hace un negocio a costa de los migrantes, que pagan miles en el afán de llegar a los estados unidos, me da alegría que se vayan  estableciendo fuentes de trabajo en sus lugares de origen y residencia”.

PROBLEMÁTICA DE LA INSEGURIDAD

Por su parte, el obispo de Tapachula, monseñor Jaime Calderón, señaló que hemos vivido en la región unos días con fuertes momentos de inseguridad; “asaltos, riñas calleras y homicidios. Creemos que conviene poner atención a este tema en la mesa de seguridad del Gobierno del Estado y Federal".

Dijo que desde el primer momento que fue anunciada la presencia de la Guardia Nacional en las localidades de la zona fronteriza es necesario atender más el asunto de la seguridad en la región más que en el paso de migrantes.

"Sin embargo, también tenemos que decir que la vivencia de la paz sólo se logra cuando ésta se vive en el corazón y en la familia. Por tanto, invitamos a toda la sociedad a ser generadores y promotores de una civilización de la paz en nuestra Diócesis", agregó.

Anunció que el próximo 13 de agosto realizaran la bendición del nuevo domo de la Casa de la Iglesia. Después del desplome de la palapa, hace casi un año, el Señor nos ha permitido levantar esta obra que es de mucho beneficio para la Iglesia Diocesana. Agradecemos el esfuerzo y la entrega de todos al aportar para esta construcción. Hemos invitados sólo a los sacerdotes a estar presentes en esta bendición y sean ellos los promotores del uso de este lugar que ha servido para el encuentro, el trabajo pastoral, la formación de agentes, la oración y reflexión en la Diócesis".

Monseñor manifestó que la Pastoral Juvenil ha venido promoviendo año con año una semana que intensifique y promueva las acciones con los adolescentes y jóvenes. La realidad geográfica de la Diócesis ha llevado a vivir esta semana en cada una de las parroquias y promover encuentros por Foranías; algunas de ellas vivieron estos días la Semana de la Juventud animados e inspirados en el documento postsinodal del Papa Francisco dedicado a los jóvenes: Cristo vive. Fue una semana de encuentro, reflexión, oración, convivencia y misión. Deseamos que los frutos de estos días sean jóvenes más comprometidos con Cristo y su fe en Él.

#iglesia#presidente#huixtan#inseguridad