Qué llueva, que llueva… en Tuxtla

René AraujoRené Araujo

La lluvia de agosto en Tuxtla. En los años ochenta todo era distinto en Chiapas. El clima era diferente, la gente hablaba con otro acento. Las ciudades eran mucho más pequeñas y el tráfico era menos y el clima era agradable.

En Tuxtla llovía en las mañanas y la gente se saludaba.

Esta tarde de ese domingo se fue la luz y cayó un poco de granizo. Algunas calles están inundadas; Tuxtla sufre el cambio del clima y su suciedad. No sabe qué hacer con su basura. Antes todo era distinto.

A mediados de los años ochenta hubo una inundación y los campesinos perdieron algunas cosechas; Tuxtla vio morir algunos hatos de ganado en los ranchos de la periferia.

Las rancherías de Terán, Plan de Ayala y Copoya lo vivieron, así que hablaron con algunos de los indígenas zoques, cofrades y mayordomos de la Virgen del Rosario, quienes decidieron sacar en procesión sus imágenes religiosas para llevarlas en un rito propiciatorio de lluvia a un bonito paraje que en esos años se conocía como El Capulín.

La petición de lluvia funcionó y las cosechas fueron favorables, así que aún continúan sacando las Vírgenes de Copoya en el primer domingo de agosto.

Hasta entrando el nuevo siglo, la diferencia entre los habitantes del ejido de Copoya, quienes siguen el rito católicos, separó a las autoridades de la Mayordomía de Tuxtla para conservar los usos costumbristas heredados.

En esta segunda decena de años del siglo XXI, las procesiones se realizan en La Laguna de Terán, en una procesión hacia el Rancho La Concepción, en donde los mayordomos y priostes decidieron continuar llevando los bailes tradicionales y en Copoya donde ahora se conoce como La Represa.

Las vírgenes son llevadas en hombros; las mujeres cargan ofrendas de flores; los músicos tocan los Sones de Paso al par de que los danzantes preceden el sahumerio de las imágenes. Cada determinado tiempo se escucha la cohetería a su paso.

Todo ha cambiado en Tuxtla, pero los costumbristas de la depresión central de Chiapas conservan sus usos, visten sus ropas elaboradas de manta, los rebozos zoques de sus mujeres y bailan a sus vírgenes.

Todo es diferente al paso de los años y en los años 80 el clima era distinto. Pero este domingo llueve tanto que se ha ido la luz y cae granizo.

#Quellueva#tuxtla#zoques#VirgendeCopoya