Candidatean a IP en explotación petrolera

La propuesta, emanada del Senado
Agencia ReformaAgencia Reforma

Desde 2015, México se convirtió en un importador neto de petróleos

El Instituto Belisario Domínguez del Senado recomendó al Gobierno Federal apostar por la exploración y explotación de petróleo ayudado por la iniciativa privada, con el fin de eliminar la dependencia del País a la importación de crudo y combustibles.

El documento titulado "Hacia la reducción de la dependencia en las importaciones de petróleo y petrolíferos en México", elaborado por el investigador Jaime Arturo Del Río Monges, destaca que desde el año 2015, México se convirtió en un importador neto de productos petroleros.

Ello, debido principalmente a la reducción de la plataforma de producción de petróleo crudo, así como a la creciente dependencia en la importación de gasolina.

Para revertir esto, se sugiere potenciar la inversión en exploración y extracción de hidrocarburos por medio de la participación del sector privado.

También se propone incrementar el aprovechamiento de la capacidad instalada de las seis refinerías de Pemex en México.

En otro punto se recomienda construir simultáneamente refinerías modulares con capacidad igual o mayor a la de una refinería de gran escala.

Finalmente, se propone impulsar la mezcla de petrolíferos (gasolina, diésel) con biocombustibles (bioetanol, biodiésel).

"Existen alternativas sostenibles desde las perspectivas económica, social y ambiental para que México elimine gradualmente su dependencia en la importación de petróleo ligero y petrolíferos (gasolina, diésel 68)", señala la investigación.

Explica que las cuatro alternativas planteadas permitirían eliminar de forma gradual y sostenible las importaciones de crudo ligero y petrolíferos.

El estudio sostiene que la participación de empresas privadas en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos podría ser conveniente para México.

También ayudaría la agilización de proyectos e inversiones rentables de cara a la revolución energética, que en dos o tres décadas traerá consigo la sustitución del petróleo como la principal fuente de energía a nivel mundial, cita el documento.

La investigación revela que sería necesario destinar alrededor de 100 mil millones de pesos para el mantenimiento y equipamiento de las seis refinerías existentes de Pemex en México, ya que la mayoría de estas fueron diseñadas para procesar predominantemente petróleo ligero.

El estudio también señala que se debe continuar con la estrategia para combatir el robo de combustible y cualquier otra dinámica que pueda estar asociada con corrupción y pérdida de recursos para Pemex.

"Se considera necesario apostar desde ahora por el impulso de las energías renovables, para satisfacer la demanda de combustibles como una medida que posicionará a México en mejores condiciones para prepararse ante la previsible consolidación de la tercera revolución energética mundial", concluye el estudio.