Guelaguetza de Sección 22, por justicia y castigo

Jesús SantiagoJesús Santiago

El dirigente de la Sección 22, Eloy López subió al estrado para participar en la amansada del toro con Los Rubios de Santiago Juxtlahuaca

ASUNCIÓN NOCHIXTLÁN, Oax.- Por cuarto año consecutivo, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) celebró ayer la Guelaguetza Magisterial y Popular en este municipio mixteco, como una forma de demandar justicia y castigo a los responsables de la masacre del 19 de junio de 2016.

“¡Diecinueve de junio, ni perdón, ni olvido!” y “¡Vestido de verde olivo, políticamente vivo, no has muerto, no has muerto, nos has muerto camarada, tu muerte, tu muerte será vengada!”, corearon los asistentes al festejo.

El 19 de junio de 2016, profesores de la Sección 22 del SNTE, padres de familia y pobladores que bloqueaban la supercarretera Cuacnopalan-Oaxaca para protestar por la aplicación de la reforma educativa, fueron desalojados violentamente por policías federales y estatales.

En el llamado Operativo Oaxaca, murieron ocho pobladores y más de un centenar resultaron lesionados por disparos de arma de fuego y golpes.

Al dar la bienvenida, el secretario general de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández, sostuvo que la Guelaguetza Magisterial y Popular surge de la rabia, del dolor y de la injusticia, porque los autores intelectuales y material de la represión no han recibido castigo.

“No olvidamos lo acontecido, no olvidamos a nuestros guerreros que dieron su vida”, asentó.

Ante cientos de asistentes, miembros de la Dirección Política Nacional de la CNTE y de organizaciones sociales, así como turistas nacionales y extranjeros, expuso que el magisterio democrático fue la única organización en enfrentar las reformas estructurales del gobierno fascista de Enrique Peña Nieto, especialmente la educativa, pero los costos fueron demasiado grandes.

“Nuestros compañeros caídos de Nochixtlán, son una clara muestra del gobierno represor”, señaló.

Por eso, subrayó que la exigencia de justicia no solamente corresponde a la Sección 22 del SNTE, sino a toda la CNTE, porque ofrendaron su vida y su sangre derramada.

“Murieron para lograr un cambio en el país, sobre todo, en la educación”, añadió.

De esta manera, demandó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la abrogación total de la “nefasta reforma educativa” de Peña Nieto y justicia para las víctimas, así como reparación integral de los daños y atención médica y psicológica a todos los heridos.

“Aún mantienen secuelas de esa brutal represión”, asentó.

Aunque también reclamó la libertad de todos los presos políticos, la reinstalación de todos los docentes cesados, por oponerse a la aplicación de la reforma educativa, y la atención de todas las incidencias administrativas.

“Exigimos solución a todas las demandas de la CNTE”, recalcó.

López Hernández llamó igual al magisterio a mantener la Guelaguetza Magisterial y Popular como una expresión cultural y auténtica del pueblo y para el pueblo.

“No la vendamos, debemos mantenerla así con responsabilidad”, apuntó.

Pase de lista

Durante el festejo, los conductores de la presentación hicieron el pase de lista de las víctimas, entre las que se mencionó a Jesús Cadena Sánchez, Óscar Luna Aguilar, Yalid Jiménez Santiago, Omar González Santiago, Anselmo Cruz Aquino, Óscar Nicolás Santiago, Silvano Sosa Chávez y Jovan Azarel Mendoza; en respuesta, los asistentes replicaron con la consigna de “¡en pie de lucha!”.

La festividad

Durante más de cinco horas, los cientos de espectadores disfrutaron de los bailes y las danzas, así como de la música, algarabía y color de los pueblos indígenas y mestizos de Oaxaca. 

La festividad fue iniciada por las chinas oaxaqueñas con el Jarabe del Valle, para después presentarse la danza de Los Moros de la región Mixteca, la festividad en honor a la Santa Cruz de los Pescadores del Istmo de Tehuantepec, los sones de la región de la Cañada, los sones de Ojites de la Cuenca del Papaloapan y la danza de Los Rubios de la región Mixteca.

En ésta última, fue invitado a bailar al estrado el secretario general de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández, para participar en la llamada amansada del toro.

Posteriormente, se presentaron los sones istmeños de Juchitán de Zaragoza, con la inmortal Sandunga, los sones de Olla de la región de la Cañada, los jarabes y sones de Nochixtlán, el Jarabe Mixteco, los sones y jarabes de San Sebastián Betaza de la región Sierra Norte y las chilenas de Pinotepa Nacional de la región de la Costa.

Además, los sones de Pochutla de la región de la Costa, la danza Flor de Piña de la región de la Cuenca del Papaloapan y por último, la Danza de La Pluma de la región de Valles Centrales.

En la despedida, en nombre de la Comisión Política de la Sección 22 del SNTE, el secretario técnico, Porfirio Gutiérrez Nicolás, agradeció el esfuerzo y dedicación de sus compañeros para organizar y realizar la festividad.

“Demostramos una vez más tener la capacidad de organización, para que nuestros pueblos convivieran y mostraran su cultura, sus tradiciones y su lengua”, apuntó.

Y llamó a la unidad a las bases para que las ocho víctimas alcancen justicia y los responsables sean castigados.

“El 19 de junio no quedará impune”, anotó.