Descarta AMLO fin de Coneval

Agencia ReformaAgencia Reforma

El tabasqueño insistió en que Gonzalo Hernández Licona, ex director del Coneval, cobraba un salario de 200 mil pesos

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras varios días de polémicas y señalamientos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó ayer la posibilidad de desaparecer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Sin embargo, advirtió que esa institución deberá continuar con su labor, pero acompañada de una política de austeridad.

--¿Mantiene la puerta abierta a la desaparición del Coneval?, se le preguntó.

"No. Imagínense si yo digo eso, imagínense, no, no, no. Ya se nombró a un director ejecutivo, que es un académico de primera de la UNAM y se va a hacer nada más un ajuste, que haya austeridad.

"Y que ya se entienda, la austeridad no es un asunto administrativo, es un asunto de principios. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre. ¿Cómo vamos a estar ganando los funcionarios sueldos elevadísimos y la gente no tiene ni siquiera para lo más indispensable?", dijo.

El tabasqueño insistió en que Gonzalo Hernández Licona, ex director del Coneval, cobraba un salario de 200 mil pesos hasta que se aprobó la reforma que impide a los funcionarios cobrar más que el Presidente.

"Resultan estos organismos onerosos, costosísimos, edificios rentados de lujo para tener al Coneval, al instituto que mide la pobreza. Es no sólo una contradicción, es algo ofensivo, y sueldos elevados. Antes el director del Coneval ganaba 200 mil pesos mensuales, ayer lo dije.

"Ahora ya el que está y él también durante este periodo a partir de que ya nadie puede ganar más que el Presidente, ya el sueldo es de 90 mil pesos, pero eran 200 mil", reiteró.

López Obrador consideró que los funcionarios encargados de la evaluación de los programas para combatir la pobreza deben tener contacto con los habitantes de las comunidades más pobres del país.

"No había vinculación con la gente, estos servidores públicos no tienen comunicación con el pueblo, no conocen las comunidades. Imagínense un instituto encargado de evaluar la pobreza, donde los representantes no conocen las regiones", dijo.