Buscan que 200 parejas bailen el Jarabe Mixteco

RESCATE CULTURAL, LA CAUSA

Hasta el momento, se han inscrito 75 parejas en este baile masivo

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Al cumplirse 90 años de recopilación histórica del Jarabe Mixteco, Anastasio Villarreal Díaz, responsable del proyecto Oaxaca-Mixteca-Sierra Sur-Costa de Misiones por la Diversidad de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, manifestó que el propósito de esta actividad es que el Jarabe Mixteco se baile de manera conjunta y no una sola pareja como actualmente se hace.

Villarreal Díaz dijo que han lanzado la convocatoria para que en el septiembre, 200 parejas de manera conjunta bailen por primera vez el Jarabe Mixteco y mostrarle al mundo que esta danza propia de Huajuapan de León no se debe de bailar en solitario, pues puede hacerse de manera conjunta con varias parejas al mismo tiempo, por lo que el primer paso es la celebración y segundo romper los estereotipos.

Agregó que a estas actividades se unen las celebraciones de la Banda Filarmónica José López Alavés, la cual cumple 25 años de vida, por lo que por al momento se tienen 75 parejas que se han inscrito a este evento, el cual se desarrollará en Huajuapan y cuyo objetivo es el rescate cultural del Jarabe Mixteco.

Cabe referir que este año, la autoridad local escogió dos parejas del Jarabe Mixteco, mismas que participarán en las dos funciones de la Guelaguetza; sin embargo, se les obliga a firmar un contrato de exclusividad para poder presentarse en todas los eventos que sean requeridos, pero no reciben ninguna remuneración y el vestuario corre por cuenta de los mismos bailarines.

El Jarabe Mixteco es un baile folclórico representativo de la región de la Mixteca compuesto por varios sones que son originarios de esta región, que fueron recopilados y coreografiados por Armando González Bolaños, y fue Antonio Martínez Corro quien hizo el arreglo musical.

Se terminó en 1922, misma fecha en que se empezó a bailar, pero no fue sino hasta 1929 cuando se bailó en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, y en 1934 se ejecutó en lo que fuera el "Homenaje Racial" de Oaxaca, que posteriormente se convertiría en el festival de la Guelaguetza; fue escenificada por Cipriano Villa y Adela Palma.