Tormenta infernal: inunda viviendas y negocios

El automóvil estaba ocupado por dos mujeres, quienes entraron en pánico

La tormenta que se registró el pasado domingo en la ciudad de Oaxaca, cuyos daños se viralizaron en internet a nivel nacional a través de fotografías, de varios automóviles inundados, mostró el viacrucis que viven los vecinos de la colonia Reforma, cada vez que se presenta una lluvia. 

“Ya es muy común que siempre se inunde esta esquina, por toda la basura que baja de los árboles”, afirma Moisés Manzo, quien tiene una cafetería ubicada sobre la avenida Heroica Escuela Naval Militar en esta colonia.

Al igual que él, otros tres negocios de comida tuvieron que suspender sus servicios el lunes para poder secar y barrer la basura de hojas y plásticos que entró por la inundación que provoca la alcantarilla ubicada en la esquina de las calles Azucenas y Heroica Escuela Naval Militar, a la altura de una tienda comercial.

Y no es la primera vez que los vecinos de esta esquina han tenido este tipo de afectaciones y pérdidas; es un problema de hace ya más de cuatro años y a pesar de que han enviado escritos a distintas dependencias, sobre todo a Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), el problema de encontrar sus casas y negocios inundados cada vez que llueve, continúa.

Solicitudes sin respuesta

Jorge Eliel Pérez, quien tiene su casa ubicada en Heroica Escuela Naval Militar, afirma que tanto él como sus vecinos cercanos a la alcantarilla, han llevado escritos al Gobierno Estatal para que se les ayude y no han obtenido ninguna respuesta.

Una de las más afectadas cada vez que llueve es la señora Bernarda Leyva, quien ha pedido ayuda a través de audiencias, oficios a SAPAO, incluso ha contratado una persona especializada en proyectos urbanos para entender el por qué de las inundaciones que ocurren en la esquina de su casa.

El más reciente oficio a SAPAO que han hecho los vecinos de esta colonia, fue la semana pasada, debido a que los previos sólo quedaron en citas programadas, las cuales se atendieron, pero siempre con la misma respuesta: “no hay nada de presupuesto, vengan en otra fecha”.

Por lo que tienen esperanza que la nueva titular de SAPAO, Laura Vignon, los escuche y pueda ayudarlos a resolver este problema de alcantarillado que sufren.

Soluciones rápidas

Ante la falta de acciones por parte del gobierno, los vecinos han tenido que invertir en soluciones para que sus casas no se inunden. La señora Bernarda compró hules para colocar debajo de su portón de la cochera, para que la presión del agua no entrara a su casa, sin embargo ayudaron mucho este domingo.

“Mis piernas hasta se desguansaban. Yo ya no salgo a limpiar las alcantarillas, ahora lo hace mi esposo, pero se fracturó el dedo, por lo mismo de tanta basura”, comenta. También comparte que su vecino de la casa de al lado compró una bomba para sacar el agua de lluvia que entra a su casa.

¿A quién le toca limpiar?

Cada vez que hay una lluvia fuerte en la ciudad, los vecinos de esta esquina deben contratar personas que limpien la alcantarilla, pues las autoridades correspondientes no lo hacen, por lo que representa una pérdida más.

Este lunes, alrededor de las 10 de la mañana, los vecinos habían terminado de limpiar los daños que provocó la tormenta del domingo, sin tener la ayuda de SAPAO ni de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), a pesar de que esta última había publicado en sus redes sociales, que se estaban atendiendo las afectaciones.

“Llamamos a bomberos, SAPAO, Protección Cilvil y nadie vino. Sólo llegó la Cruz Roja para auxiliar a dos muchachas que estaban dentro del Chevy gris, porque tenían crisis nerviosa de ver cómo se estaban inundando”, comenta doña Bernarda Leyva.

Los vecinos no entienden por qué, si a pesar de pagar sus servicios y predial de manera puntual, las autoridades correspondientes no han resuelto un problema que en esta época de lluvias es más frecuente.