Llama Iglesia a ser buenos anfitriones

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer el pueblo a ser un buen anfitrión de los turistas nacionales y extranjeros durante la Guelaguetza, pero también a ser fraterno y vivir en paz, porque esa será la verdadera alegría de las festividades.

“Presentemos con esa alegría al mundo, la cultura y la historia de nuestros pueblos de las diferentes regiones”, instó.

Durante la homilía de la misa dominical, celebrada en la Catedral de La Asunción, el pastor de la Iglesia Católica pidió recibir y tratar con cariño y respeto a los visitantes, porque su presencia beneficia indudablemente a Oaxaca.

“Hay que recibirlos como hermanos, porque vivimos del turismo. Nuestra ciudad, nuestros pueblos viven de su presencia. No podemos decir que no los necesitamos, claro que los necesitamos”, asentó.

Aunque también –asentó–, hay que entrar en diálogo con los turistas y hablarle de lo que somos, de lo que nos ilusiona y nos llena de esperanzas, “pero también de nuestro sufrimiento, de nuestros dolores, de nuestras pobrezas y de nuestras carencias”.

Sin embargo, subrayó que el pueblo de Oaxaca, a pesar de todo su sufrimiento lleva la alegría en el corazón y la expresa a través de sus de sus bailes y de su música.

“Este pueblo siempre vive en alegría”, recalcó.

De esta manera, convocó al pueblo a trabajar la alegría, mirarse como hermano, ser solidario y fraterno, para poder vivir en paz durante las festividades.

“Que ninguno levante la mano en contra de su hermano, que ya no haya más lágrimas, más sufrimientos, a causa de la muerte de alguien, a causa de un secuestro de alguien, a causa de un robo o de un asalto, sino que lo que más grande sea vivir en paz, para poder ofrecer nuestra alegría a los visitantes”, terminó.